Activistas de Greenpeace despliegan manta sobre la Casa Blanca en Estados Unidos

Noticia - 25 enero, 2017
Washington, DC – Esta mañana, siete activistas desplegaron una manta de 21 x 10 metros con la palabra “Resiste” sobre la Casa Blanca. Los activistas de todo el país siguen en el lugar, haciendo un llamado de resistencia a las acciones propuestas por el presidente electo, Donald Trump, en temática ambiental, social, económica y justicia para contribuir a un mejor Estados Unidos.

Aquí puedes seguir la acción en vivo:

https://www.facebook.com/greenpeacemexico/

“La gente de este país está lista para resistir y manifestarse como nunca se había visto antes”, dijo la activista Karen Topakian. “La falta de respeto de Trump hacia nuestras instituciones democráticas me asustan pero también estoy inspirada por el movimiento multigeneracional de progreso que está creciendo en cada estado. Greenpeace ha utilizado la no violencia para resistir las tiranías desde 1971 y no nos detendremos ahora”

Los activistas de Estados Unidos dicen que están preparados para quedarse en el lugar de la acción toda la mañana para llegar a la mayor cantidad de gente posible a través de la transmisión en vivo y entrevistas a los medios.

“El Sol ha salido esta mañana en un nuevo Estados Unidos pero no es el de Donald Trump”, dijo Pearl Robinson, uno de los activistas que desplegó la manta. “No temo sólo a los policías de la nueva administración sino también a que la gente se envuelva en actos de violencia y odio. Es tiempo de resistir. No dejaremos que todo el progreso que hemos hecho en derechos reproductivos de las mujeres, en los derechos de la comunidad LGBTQIA, los grandes avances en materia de justicia contra la violencia de nuestros compatriotas latinos y de color y el gran progreso que alcanzamos para tener acceso a energía limpia y renovables se vaya por la borda”.

Desde que Trump tomó protesta como presidente de los Estados Unidos, la administración ha removido las menciones sobre el cambio climático y los derechos LGBTQ de la página de la Casa Blanca, ha aceptado continuar con los gaseoductos de Dakota.