Greenpeace y las ballenas

La actuación de Greenpeace ha sido fundamental para frenar la matanza de ballenas. En alta mar, hemos puesto nuestros cuerpos, gomones y barcos entre los arpones de los cazadores y las ballenas. También participamos activamente de los debates en los organismos internacionales y nos manifestamos pacíficamente ante las embajadas y los gobiernos de países balleneros para que suspendan la cacería definitivamente.

En 1975 Greenpeace comenzó esta histórica campaña, debido a que las poblaciones de ballenas se encontraban en una situación tan crítica, después de casi tres siglos de cacería comercial, y más de medio siglo de caza industrial descontrolada.

A través de acciones directas en el mar, campañas públicas y trabajo político, Greenpeace fue un actor fundamental para promover que la Comisión Ballenera Internacional (CBI) decretara en 1982 una moratoria a la caza comercial de ballenas. En aquel entonces esperábamos que la industria ballenera desapareciera.

De todas las naciones que cazaban ballenas en 1986, cuando la moratoria entró en vigor, sólo Japón, Noruega e Islandia continúan con esta actividad, ya sea mediante la utilización de vacíos legales o abiertamente desafiando las resoluciones de la CBI. Actualmente, estos países promueven el fin de la moratoria lo cual tendría un impacto devastador sobre las poblaciones remanentes de esos cetáceos.

En Greenpeace trabajamos dentro de estos países, para que no solo la presión externa genere un cambio de conciencia, sino también para que la propia sociedad de estos países conozca la realidad que no es reflejada por sus gobiernos.

En 2008 Greenpeace en Japón descubrió un escandaloso caso de corrupción del gobierno en su nefasto programa de caza de ballenas. Dos activistas de Greenpeace, Junichi Sato y Toru Suzuki, protagonizaron la investigación. A pesar de las pruebas contundentes, ellos fueron condenados a 18 meses de prisión en suspenso, en un caso muy controversial, que reveló las irregularidades del sistema judicial japonés y la falta de libertades civiles en ese país.

En Argentina y Latinoamérica trabajamos para que nuestros gobiernos tengan peso en las decisiones de la CBI, manteniendo una fuerte postura conservacionista, a favor de la protección de las ballenas. En la última reunión de la CBI en Portoroz, Eslovenia, en septiembre de 2014, obtuvimos el 69 por ciento de los votos a favor de la creación de un Santuario en el Atlántico Sur. Estuvimos cerca del 75 por ciento que necesitábamos para su aprobación, pero Japón una vez más reclutó una veintena de países para que votaran en contra de la propuesta. 

Ya estamos pensando en las acciones a tomar para que en la próxima reunión de la CBI, en 2016, se apruebe finalmente el Santuario.

Últimas actualizaciones

 

El tribunal dictaminó medidas favorables para los activistas japoneses acusados por...

Noticia | 14 mayo, 2009 en 19:00

El tribunal de Aomori, Japón, emitió una serie de reveses para la fiscalía en el juicio de Junichi Sato y Toru Suzuki mientras el gobierno japonés intenta encubrir el escándalo de corrupción dentro de la industria ballenera.

Protesta por la liberación de ambientalistas defensores de las ballenas.

Noticia | 9 diciembre, 2008 en 21:00

En el Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, activistas niños y adultos de Greenpeace realizaron este miércoles una protesta pacífica en reclamo de que se suspenda la persecución política a la organización y a sus miembros en Japón y el fin de la caza de ballenas.

Directores Ejecutivos y activistas de Greenpeace pidieron la liberación de los dos...

Noticia | 9 diciembre, 2008 en 21:00

Representantes de millones de seguidores de Greenpeace de todo el mundo se acercaron ayer a la oficina del Primer Ministro japonés en Tokio para exigir un fin a la persecución política de dos activistas anti-balleneros de Greenpeace, y un final a la caza de ballenas que Japón realiza en el...

Activistas acusados por exponer contrabando de carne de ballena.

Noticia | 10 julio, 2008 en 19:00

Greenpeace denuncia que los cargos son desproporcionados y obedecen a motivos políticos y se producen tras haber mantenido a los activistas bajo arresto durante tres semanas.

25 - 28 de 67 resultados.

Temas