Frená el cambio climático

El sistema climático es muy complejo y es el que controla el viento, el agua, el calor y nutre la vida en nuestro hermoso planeta. Pero ahora el clima está cambiando rápidamente. La causa es un sistema energético viejo y obsoleto que contamina el aire, el agua, produce inequidad y destruye paisajes maravillosos. No caben dudas de que tenemos que cambiar y tenemos poco tiempo. Sumate a la lucha por terminar con el carbón, el petróleo, el gas y la energía nuclear. Ayudanos a acelerar el cambio hacia un futuro con 100% de energías limpias y renovables, clave para la seguridad y el bienestar de todos.

El cambio climático afecta a toda la vida en la Tierra

Nuestro clima es el motor de los sistemas biológicos que nos sostienen y nos nutren. El clima y el tiempo controlan el flujo de la vida: hacen que los ríos corran, que las cosechas crezcan y que los bosques florezcan. Pero ahora este equilibrio vital perdió su balance.

El clima está cambiando rápidamente

El nivel del mar está subiendo, los glaciares se derriten y los arrecifes de coral se están blanqueando. El aumento de la temperatura global se hace cada vez más evidente y duro: las sequías son más extremas, los incendios, las olas de calor y otros fenómenos climáticos afectan a cada territorio y a cada porción de vida en la Tierra. Hasta los ecosistemas polares están en riesgo. El cambio climático pone en riesgo también a las comunidades, a las ciudades costeras y a la producción de alimentos. Hoy es la amenaza más grave a nuestra supervivencia que conocemos.

La causa del cambio climático es conocida 

Un sistema de energía sucio, alimentado por carbón, petróleo, gas y energía nuclear. Contamina el aire, la tierra y el agua. Asfixia nuestras ciudades con aire contaminado y nos enferma. También inunda nuestras tierras y crea una gran incertidumbre para los campesinos y quienes dependen de ellos. La perforación petrolera, el fracking y la minería producen derrames, aíslan comunidades y destruyen la naturaleza que amamos. 

Quienes contaminan se llevan todos los beneficios mientras que el resto de nosotros pagamos el precio.

Tenemos que romper las cadenas que nos a tan a este sistema de energía viejo. Si no actuamos ahora la amenaza para nuestros hijos y nietos será mucho peor.

La clave es 100% de energías renovables

Ya empezamos a cambiar. Y el giro hacia las energías limpias que nos brindan el sol, el viento, el agua y la tierra es imparable. La energía renovable, segura y limpia está creciendo rápidamente, creando puestos de trabajo, cambiando vidas y transformando a comunidades enteras. Estamos ganando pero tenemos que movernos más rápido para evitar los peores impactos del cambio climático. El momento es ahora.

Greenpeace busca soluciones al cambio climático

Greenpeace está llevando adelante el giro urgente hacia el futuro que todos queremos: 100 por ciento de energías renovables que provengan del sol, del viento, del agua y de la tierra. Creemos que los niños de hoy serán los primeros en vivir en un mundo totalmente alimentado por estas fuentes de energía seguras y limpias.

Alrededor del mundo, conectamos personas, escuelas, comunidades, países. Ayudamos a empoderar a la gente para que se conviertan en agentes de cambio. Luchamos por soluciones climáticas como energías renovables, eficiencia energética y movilidad sustentable. 

Greenpeace pelea contra los que contaminan

También enfrentamos el problema. Peleamos para terminar con los proyectos de carbón petróleo y gas. Desafiamos a las corporaciones petroleras y buscamos detener a los grandes contaminantes. Además trabajamos para que se deje de invertir en la industria nuclear y petrolera. 

Unite a nosotros por un nuevo futuro energético

Tenemos que adueñarnos del futuro y asegurarnos de llegar a él todos juntos. Las soluciones están al alcance de la mano. Ayudanos a poner al planeta en el camino de las energías limpias y el futuro verde que todos queremos.

La amenaza del cambio climático

Todos dependemos de la estabilidad del clima pero el calentamiento global amenaza a las raíces más profundas de la vida. El cambio climático es ahora y, de acuerdo a los científicos, la causa es la actividad humana. Hoy cada porción de tierra en el planeta se ve afectada pero, si no actuamos ahora, la amenaza para nuestros hijos y nietos será aún peor. Juntos debemos hacer el cambio hacia un futuro energético limpio y seguro para todos que esté 100% alimentado por fuentes de energía solar, eólica y otras fuentes limpias.

El cambio climático está sucediendo por el calentamiento global, por el aumento de la temperatura del planeta. 

El promedio de temperatura global es 1° Celsius más cálido que en la era pre industrial. Alrededor del mundo el cambio climático ya implica la pérdida de cientos de miles de vidas. La hermosa biodiversidad que amamos y que buscamos proteger, desde los arrecifes de coral tropicales hasta los osos polares, están amenazados.

Los científicos tienen razón sobre este tema 

El debate sobre la causa del calentamiento global y el cambio climático terminó. Los científicos coinciden en que la causa es la actividad humana que crea gases de efecto invernadero en la atmósfera. La quema de combustibles fósiles -carbón, petróleo y gas- es la fuente más grande de esas emisiones.

Es hora de resolver el problema

Solo un corte urgente y profundo en las emisiones nos dará una chance razonable de evitar los peores impactos del cambio climático y mantener la temperatura global por debajo de 1,5° Celsius. Tenemos poco tiempo para actuar, ya no podemos esperar más.

Mantener los combustibles fósiles en el suelo

Greenpeace trabaja en todo el mundo para terminar con los sucios combustibles fósiles que producen el cambio climático, contaminan el aire y nos enferman. Luchamos por la justicia climática para las personas y para controlar a los grandes contaminadores. 

Por un futuro con 100% de energías renovables 

Greenpeace tiene una visión positiva del futuro. Creemos que los niños de hoy serán los primeros en vivir en un mundo que se alimente únicamente con la energía solar, eólica y cualquier otra fuente de energía limpia. 

Los efectos negativos del cambio climático

Un clima estable es vital para la vida en la Tierra pero nuestro clima está cambiando peligrosamente rápido con efectos dañinos sobre las personas y los ecosistemas. El derretimiento de las capas de hielo y los glaciares están aumentando el nivel del mar y poniendo a millones de personas en riesgo. Las olas de calor, las sequías y los incendios son cada vez más feroces. No podemos esperar más. Es hora de romper nuestras ataduras a estos sistemas de energía sucia que son los responsables de los impactos del cambio climático y cambiar al futuro de energías 100% renovables que queremos.

Los glaciares y el hielo polar se están derritiendo

A medida que la temperatura del planeta aumenta, los glaciares se derriten. Y todavía millones de personas dependen de los 190 mil glaciares del mundo que los provean de agua en las estaciones secas. El hielo del Ártico también se está derritiendo rápidamente y este proceso no hace más que acelerar el cambio climático. En el oeste de la Península Antártica muchos bloques de hielo se han desprendido y quedado en el océano.   

El nivel del mar está aumentando rápido

A medida que los glaciares se derriten, contribuyen al aumento del nivel del mar. Esto incrementa el riesgo de inundaciones para millones de personas en las costas en donde las poblaciones son cada vez más grandes. El nivel del mar podría subir 1 metro para finales de este siglo si no paramos con las emisiones. Para las personas de las islas pequeñas y las costas más bajas, el aumento del nivel del mar es una realidad que ya los está impactando.

Sequías, inundaciones y otros fenómenos climáticos extremos

Las sequías más extremas, los ciclones tropicales, los incendios forestales y las lluvias intensas son fenómenos climáticos producidos por el cambio climático. Cada día que no actuamos significa más daño para nuestra vida, economía y ecosistemas.   

Cambio climático en los ecosistemas y amenazas para la biodiversidad

Desde los bosques tropicales de montaña hasta los casquetes polares, debemos proteger los ecosistemas que enriquecen nuestras vidas con su belleza. Pero el cambio climático está causando un gran daño a la vida polar, a los arrecifes de coral y a otros ecosistemas únicos y vulnerables. Las extinciones aumentarán a menos que actuemos pronto.

La contaminación del aire es peor con el cambio climático 

La contaminación del aire -un asesino silencioso y grave- será cada vez peor bajo los efectos del cambio climático. Aún podemos luchar contra ambos: cambio climático y contaminación del aire si cambiamos a 100% de energías renovables. Esta sería una victoria doble y enorme para la salud de las personas y el planeta.

¿Qué está haciendo Greenpeace? 

Greenpeace está gestionando e impulsando el cambio urgente desde los sistemas energéticos sucios, peligrosos y obsoletos hacia los nuevos sistemas de energías limpias y seguras que provienen del sol, del agua, del viento y de la tierra. El objetivo es acelerar este proceso de cambio.

Creemos que es hora de poner en su lugar a los grandes contaminantes con carbón. Estamos trabajando para detener las inversiones en las industrias de combustibles fósiles. Queremos que la industria financiera se oriente hacia un cambio positivo. 

¿Qué podés hacer vos? 

Buscá qué está haciendo Greenpeace para luchar contra el cambio climático en tu ciudad. 

Unite al movimiento para Salvar el Ártico.

Apoyanos económicamente para que podamos seguir adelante luchando contra el cambio climático. 

El cambio climático es un problema global pero vos podés realizar pequeñas acciones en tu vida diaria que ayuden a frenarlo. Acá te dejamos consejos para que apliques todos los días.

http://www.greenpeace.org/international/en/campaigns/climate-change/arctic-impacts/ 

Salva el Ártico

El Ártico es el hogar de una increíble biodiversidad. Allí viven desde misteriosos narvales hasta majestuosos osos polares. Además el Ártico tiene una enorme influencia en el clima del planeta. Hoy el cambio climático y la perforación petrolera resultan grandes amenazas para este vital ecosistema. Para proteger el frágil y hermoso Ártico, Greenpeace está llevando adelante un movimiento de millones de personas para decirle chau a los combustibles fósiles.  

Asegurar la protección del Ártico

Estamos llevando adelante la campaña para lograr un Santuario en las aguas internacionales que rodean al Polo Norte como parte de las zonas protegidas a lo largo del Océano Ártico. Necesitamos tu apoyo para que esto sea posible. El movimiento para Salvar el Ártico le pide a los líderes globales que creen un santuario mundial en las zonas deshabitadas del Polo Norte y que prohíban la exploración petrolera y la pesca destructiva en las aguas del Ártico. Unite al movimiento que está teniendo grandes logros y demostrémosle al mundo que vamos a proteger el Ártico cueste lo que cueste.

Frená la destrucción del Ártico por parte de las petroleras

El movimiento para Salvar el Ártico está creciendo cada vez más gracias a personas como vos. Juntos hemos llegado muy lejos y podemos lograr mucho más aún. En 2015 Shell se fue del Ártico gracias a tres años de lucha junto con vos. Alrededor de 7 MILLONES de personas se unieron para exponer las fallas de Shell y le pidieron a la compañía que retire sus planes de perforación en el Ártico. Ahora es momento de asegurarnos de que las grandes compañías petroleras no vuelvan nunca más.

Defendé la biodiversidad

El Océano Ártico es el hogar de una increíble biodiversidad, desde majestuosos osos polares hasta morsas, narvales y aves marinas. Pero el hielo del que dependen todas estas especies para sobrevivir se está derritiendo a una velocidad increíble. Sin el hielo para cazar, descansar y criar a sus crías, la supervivencia de las especies está gravemente amenazada. Las hembras de oso polar se debilitan, están hambrientas y tienen problemas para reproducirse. Y las crías tienen que luchar para sobrevivir en la adultez. A menos que hagamos un esfuerzo global y unánime para prevenir esta situación, los osos polares podrían desaparecer completamente del Ártico en los próximos 100 años. Actuá ahora para proteger su hogar. 

Soluciones al cambio climático

Imaginate un mundo en el que la energía fuera limpia y segura. Un mundo libre de derrames de petróleo y de la peligrosa energía nuclear. Un mundo en el que hiciéramos todo lo posible para prevenir el cambio climático. La buena noticia es que este mundo está cerca al alcance de nuestra mano gracias a las energías renovables. En Greenpeace estamos trabajando para acelerar el cambio hacia un futuro con 100% de energías renovables, la clave de nuestra seguridad y bienestar.

Necesitamos 100% de energías renovables 

La quema de combustibles fósiles -carbón, petróleo y gas- es la causa del cambio climático y de la destrucción de los paisajes y océanos que amamos.

Tenemos que dejar de utilizar estos combustibles contaminantes lo antes posible y cambiar a un planeta cuya fuente de energía sean el sol, el viento y otras fuentes de energía limpias. 

Sabemos que podemos hacerlo. Un futuro con 100% de energías renovables es posible.

Falsas soluciones que tenemos que evitar

La energía nuclear es peligrosa y cara. Greenpeace nació como respuesta a la construcción y prueba de armas nucleares y, desde ese entonces, hemos estado luchando contra las armas nucleares y la energía nuclear.  El almacenamiento de carbono es otra solución falsa frente al cambio climático. Esta costosa y poco probada tecnología podría socavar los esfuerzos para reducir las emisiones de dióxido de carbono. Además desvía las importantísimas inversiones y los fondos públicos de las energías limpias, seguras y renovables.

¿Qué podés hacer vos? 

El cambio climático es un problema global y enorme pero podés dar pasos importantes para combatirlo en tu vida cotidiana. Elegí las soluciones que mejor se adapten a tu estilo de vida y a tu hogar. Vas a ahorrar dinero, energía y tiempo y harás que tu hogar sea más cómodo y saludable.

La causa del cambio climático es la actividad humana

Los científicos que estudian el clima están de acuerdo en que lo que está causando el calentamiento global y el cambio climático es una sobrecarga de emisiones de gases de efecto invernadero. Los combustibles fósiles que quemamos para obtener energía -carbón, petróleo y gas- sumado a la destrucción de los bosques son los principales culpables.

El dióxido de carbono en la atmósfera ha aumentado un 36 por ciento en los últimos 200 años y sigue subiendo. No podemos esperar más para terminar con los sistemas de energía sucios y contaminantes que están encabezando esta crisis climática.

Sobre el efecto invernadero 

Los científicos analizaron la captura de calor de los gases de efecto invernadero tal como analizaron el funcionamiento de las mareas y la gravedad. Estos gases dejan que la luz del sol pase a través de la atmósfera pero, como una manta, absorben el calor y previenen que ese calor sea devuelto al espacio. Luego, liberan el calor y calientan la atmósfera. La Tierra sería demasiado fría para albergar vida sin los gases de efecto invernadero. Estos gases incluyen vapor, dióxido de carbono y metano.

Quemar carbón, petróleo y gas aumenta el efecto invernadero

El peligro reside en cómo la actividad humana está incrementando la presencia de estos gases de efecto invernadero en la atmósfera. 

Con el comienzo de la revolución industrial, los seres humanos comenzaron a quemar grandes cantidades de combustibles fósiles como carbón, petróleo y gas para energía y calefacción. Cuando estos combustibles se queman liberan dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero a la atmósfera. Se acumulan en ella y aumentan el efecto invernadero natural. Entonces atrapan más calor y aumentan la temperatura del planeta. 

Los científicos acuerdan que los seres humanos provocamos el cambio climático 

El debate terminó. Los científicos están de acuerdo con que el crecimiento de los gases de efecto invernadero es lo que está causando el calentamiento global y el cambio climático.

El momento de resolver este problema urgente es ahora.

La destrucción de los bosques empeora el problema

Los árboles son “clima friendly”: absorben el dióxido de carbono a medida que crecen. Cortar, quemar y dañar los bosques y la vegetación hace que el dióxido de carbono almacenada en las hojas, las raíces y el suelo se libere hacia la atmósfera.

Cortar y destruir los bosques hace que esos depósitos de carbono se conviertan en fuentes de gases de efecto invernadero que empeoran el cambio climático. Uno de los motivos por los cuales trabajamos para proteger los bosques es para combatir el cambio climático.

Agricultura y ganadería industrial

La cría de ganado: vacas, cerdos y pollos también genera emisiones de gases de efecto invernadero, tanto como la combinación de los automóviles y los camiones.

¿Quién es el responsable?

El 90 por ciento de los productores más grandes de crudo, gas natural y cemento son dos tercios del problema. Esto significa que producen el 63 por ciento de las emisiones globales industriales de dióxido de carbono y metano desde los comienzos de la revolución industrial. Hoy, muchos de esos productores continúan sacando provecho de los combustibles contaminantes que destruyen nuestros océanos, nuestros paisajes y nos enferman. Son ciegos a las injusticias y miserias de las personas que sufren los efectos reales y devastadores del cambio climático.

¿Qué está pasando ahora? 

La actividad humana ha incrementado las concentraciones de dióxido de carbono un 36%. Las emisiones siguen subiendo y agregan más gases de efecto invernadero a la atmósfera. Y aún muchas compañías petroleras planean seguir explotando carbón, gas y petróleo.

¿Qué podemos hacer? 

Juntos podemos ponerle fin a los sistemas de energía sucia y contaminante y podemos cambiar a un planeta con 100% de energías renovables provenientes del sol, el viento, los océanos y la tierra.

El petróleo y el gas deben ser mantenidos en el suelo. 

El petróleo y el gas contaminan la tierra, los océanos y el aire. Además son el combustible para el cambio climático. Para evitar los peores impactos de este fenómeno necesitamos que estos combustibles sucios se mantengan en el suelo. Desde Greenpeace estamos luchando contra las compañías petroleras para defender las costas, las comunidades y el clima. Queremos demostrar que el gas y el petróleo no tienen futuro en el sistema de energías limpias y renovables que nos merecemos.

Petróleo - Es hora de dejarlo atrás 

Lo último que el mundo necesita es más petróleo. La producción de este combustible daña al medio ambiente, las especies y las personas. Quemar petróleo para generar energía e incluso para el transporte aumenta el cambio climático y contamina nuestras ciudades con aire tóxico que nos enferma.

Perforar significa derramar 

En aquellos lugares en los que se perfora para buscar petróleo se producen explosiones y derrames. Estos últimos son especialmente dañinos cuando se generan en el agua porque es muy difícil limpiar más del 20% del petróleo derramado. 

El Ártico en riesgo

En el frágil ecosistema del Ártico, las posibilidades de limpiar un derrame son aún más bajas que en el agua. El petróleo envenenaría a esta prístina región y dañaría a las personas que dependen de ella para sobrevivir.

La ironía más terrible es que la industria del petróleo está tratando de perforar el Ártico en busca de este combustible y esto hace que el hielo se derrita.

Desde Greenpeace nos oponemos a la perforación en el Ártico ya que aumentaría mucho más el calentamiento global y la contaminación. Además amenazaría otros ecosistemas vulnerables, a las personas que dependen de ellos y a todas las únicas especies polares como osos y narvales.

Gas — emisiones y filtraciones que alimentan el calentamiento global 

Como el petróleo, quemar gas (también conocido como gas natural) produce emisiones de efecto invernadero que alimentan el cambio climático.

Los escapes de gas sin quemar también son un gran problema. El metano, principal ingrediente del gas natural, es el segunda gas de efecto invernadero después del dióxido de carbono. 

Las filtraciones y las pérdidas se producen a lo largo de toda la cadena de suministro del gas natural. Y estas pérdidas medidas estrictamente seguro son mucho más grande de lo que estiman los gobiernos.

El Fracking y sus peligros

Los cambios en la tecnología han aumentado rápidamente el fracking. Las compañías petroleras lo usan para romper las formaciones rocosas que están profundas debajo del suelo y extraer petróleo y gas.  

Aguas tóxicas: bombas de tiempo

Cuando perforan, las compañías de gas y petróleo dejan enormes cantidades de agua con “fluidos de fracking” que contienen químicos que son usualmente tóxicos y que están a presión debajo del suelo. El fracking incluso puede poner en riesgo los suministros de agua. Y, lo que es peor, en aquellos lugares en donde se realiza el fracking se pierden enormes volúmenes de agua. La industria inyecta agua contaminada debajo del suelo, una práctica que contribuye a los terremotos.   

Calentamiento global y cambio climático: ¿Qué está pasando?

La ciencia es absolutamente clara: el clima del planeta ha aumentado su temperatura 1° Celsius. Si no tomamos medidas para atacar este problema podríamos llegar a 4,8° Celsius a finales de este siglo. Esto conllevaría grandes riesgos para la gente y la naturaleza. El futuro depende de lo que hagamos hoy. Es hora de actuar.

Récord de calentamiento 

El promedio de temperatura global de la Tierra es 1° Celsius más alto que en la era pre-industrial (antes de que las personas comenzáramos a quemar combustibles fósiles). La mayoría de este calentamiento se produjo desde 1970 y continúa.

La temperatura seguirá aumentando

Para finales de este siglo el clima podría estar 4,8° Celsius más cálido que antes de la revolución industrial. Los riesgos son enormes: millones de personas podrían ser desplazadas, las provisiones de alimentos amenazadas y muchos ecosistemas únicos alrededor del mundo morirían. A pesar de los fuertes esfuerzos para terminar con las emisiones igualmente la temperatura podría aumentar 1,5° Celsius por encima de la era pre-industrial para 2050.

El calentamiento es muy rápido

También es peligrosa la velocidad del calentamiento. 

En el pasado, antes de que los humanos camináramos la Tierra, habían otros episodios de aumento de temperatura producidos por los grandes y rápidos cambios en los gases de efecto invernadero. Esos episodios siempre eran muy destructivos. Causaban extinciones masivas de plantas y animales porque los seres vivos no tenían tiempo de adaptarse.

Las soluciones están al alcance de la mano

No es demasiado tarde pero nuestro futuro y la naturaleza que amamos depende de las decisiones que tomemos hoy. Juntos podemos llevar adelante el cambio urgente que necesitamos desde los sistemas sucios y contaminantes de energía hacia las energías limpias.

Unite a Greenpeace para sumarte a mucha gente alrededor del mundo que está pidiendo por 100 por ciento de energías limpias y seguras provenientes del sol, el viento, el agua y los océanos.

Últimas actualizaciones

 

La deforestación es una de las principales causas de las inundaciones en Córdoba

Noticia | 18 febrero, 2015 en 11:29

Córdoba, 18 de febrero de 2014.- Greenpeace advirtió que las inundaciones en Córdoba, que provocaron siete muertos y más de 1.500 viviendas dañadas, se deben principalmente a la grave pérdida de cobertura forestal, lo que no permitió contener las intensas precipitaciones.

Organizaciones reclaman a los gobiernos que tomen medidas para evitar mayores...

Noticia | 2 noviembre, 2014 en 13:50

Buenos Aires, 2 de noviembre de 2014.- Organizaciones de la sociedad civil advirtieron hoy, ante la última evidencia presentada por el máximo organismo científico mundial en materia de cambio climático, que los gobiernos deben actuar en forma urgente para evitar mayores impactos a sus...

El barco de Greenpeace Arctic Sunrise volvió a Holanda

Noticia | 9 agosto, 2014 en 11:16 5 Comentarios

Amsterdam, Holanda - El Arctic Sunrise, buque rompehielos de Greenpeace que estuvo bajo custodia de autoridades rusas por más de 300 días, finalmente llegó a Amsterdam bajo el mando del argentino Daniel Rizzotti. El barco había sido recluido ilegalmente en Rusia luego de participar en una acción...

Muñecos Lego bloquearon una estación de servicio Shell

Noticia | 5 agosto, 2014 en 8:51

Buenos Aires - Esta mañana, en el marco de la campaña global que tiene como objetivo desarmar el acuerdo Shell-Lego, cuatro activistas disfrazados de muñecos Lego bloquearon una de las estaciones de servicio de la petrolera que está destruyendo el Ártico. Greenpeace considera que Lego está...

5 - 8 de 330 resultados.