El cambio climático es la mayor amenaza medioambiental a la que se enfrenta nuestro planeta.

Desde la revolución industrial hasta hoy, la quema de combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas), que se usan para producir energía, libera gases de efecto invernadero (CO2) a la atmósfera, aumentando la temperatura de la Tierra y provocando una  distorsión en el sistema climático global.

La humanidad se encuentra ante una encrucijada histórica. Los científicos advierten que si la temperatura global supera los 2°C las consecuencias serán catastróficas. Si cruzamos este umbral, los impactos económicos, sociales, políticos, culturales y ambientales perjudicarán seriamente a todas las regiones del mundo.

Consecuencias e impactos

* Derretimiento de los glaciares y otras masas de hielos permanentes en todo el planeta (situación que pone en riesgo las más importantes reservas de agua dulce del mundo y que causará la crecida del nivel del mar)

* Incremento de olas de calor, inundaciones y sequías

* Expansión de enfermedades

* Colapso de numerosos ecosistemas

Nuestra propuesta

Greenpeace trabaja para lograr un modelo energético sostenible y apuesta por una revolución energética capaz de reducir las emisiones de CO2 para evitar un cambio climático fuera de control en el que la opción nuclear esté definitivamente descartada.

Para esto es fundamental un cambio en la forma de producir y usar la energía. La sustitución de fuentes de energía sucias (carbón, gas, nuclear y petróleo) por otras limpias (solar y eólica) necesita: la paralización de los nuevos proyectos de centrales térmicas, el cierre progresivo de las centrales nucleares y el apoyo a las energías renovables.

Ahora es el momento de comprometernos con un futuro energético realmente seguro y sustentable; construido sobre la base de tecnologías limpias y la creación de millones de nuevos puestos de trabajo.

Últimas actualizaciones

 

Desde las propias estaciones de servicio de Shell, Greenpeace le exige que invierta...

Noticia | 28 septiembre, 2001 en 19:00

Activistas estuvieron este sábado en las principales estaciones de la Shell para solicitar a los consumidores que se sumen a la iniciativa que Greenpeace propuso a la multinacional para que invierta en la generación de energía limpia en nuestro país.

Resultados de la cumbre climática en Bonn: excluidos la energía nuclear y proyectos...

Noticia | 31 julio, 2001 en 19:00

La industria nuclear no fue incluida por el protocolo de Kioto como una alternativa “limpia” frente a las emisiones que generan el calentamiento del planeta. La industria petrolera también fracasó al no poder boicotear el acuerdo.

313 - 316 de 324 resultados.