Situación actual

Página - 10 diciembre, 2010
La situación ambiental de la Cuenca Matanza Riachuelo es muy grave. Alcanza niveles críticos en los cursos medio y bajo del río y tiene consecuencias directas sobre la salud y la calidad de vida de los habitantes de la zona.

Años de imprudencia, abandono y desidia han convertido al río y a su zona de influencia en un ícono nacional de la contaminación e injusticia ambiental.

Como consecuencia de esto, la comunidad ribereña convive con niveles de contaminación y riesgos inadmisibles. Este alarmante escenario es el producto de la combinación de diversos factores, entre los que se encuentran:

•    Inundaciones periódicas: Las inundaciones son provocadas tanto por las grandes precipitaciones como por las importantes sudestadas, que impulsan desde el Río de la Plata mareas de gran magnitud que penetran por el río aguas arriba. El riesgo de inundación se incrementa como consecuencia de las bajas cotas del terreno, la insuficiencia de desagües pluviales y la deficiente descarga de conductos troncales. El agua contaminada inunda las viviendas, calles y terrenos, poniendo en peligro la salud de la población.

•    Altos niveles de contaminación: En el Matanza-Riachuelo parte del volumen de los vertidos contaminantes es de orden industrial y otra parte corresponde a las aguas servidas domiciliarias. El numero de establecimientos manufactureros y de servicio supera los 20.000 (1), siendo las curtiembres, frigoríficos, químicas, petroquímicas, metalúrgicas y galvanoplastias las industrias que generan mayor impacto ambiental.

•    Incontrolado desarrollo urbano e industrial: La Cuenca Baja y Media del río Matanza-Riachuelo se caracteriza por una fuerte concentración de industrias y viviendas asentadas con planificación y ordenamiento deficientes, así como por la proliferación de villas de emergencia. Esto ha ocasionado un gran deterioro ambiental. En general la infraestructura urbana es deficiente: los servicios de agua potable sólo alcanzan al 65% de la población de la Cuenca y apenas el 45% de las viviendas tienen acceso al servicio de cloacas.

Esta breve reseña ocurre en una cuenca que se extiende a lo largo de 80 km de longitud, atraviesa 14 municipios y cubre un área aproximada de 2.000 km2. En esa región habitan unos 5 millones de personas, potenciales afectados por la contaminación en sus múltiples formas. Esa población representa casi un 13% de la población total de la Argentina. Esta cuenca es parte del área metropolitana de Buenos Aires, el sitio más poblado de la Argentina.

Según los datos publicados por la Autoridad Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) los vuelcos industriales se conforman de la siguiente manera:

A lo expresado en el gráfico anterior debemos sumarle que el Riachuelo posee niveles de mercurio, zinc, plomo y cromo 50 veces por encima de los valores legalmente admitidos. Existen en la cuenca más de 100 basurales a cielo abierto y dos rellenos sanitarios, uno de ellos clausurado. Los asentamientos precarios se encuentran en situaciones de altísimo riesgo sanitario. Para el caso de “Villa Inflamable” el plomo en sangre de los niños es de 5 veces superior a los niveles por debajo de los cuales se supone que no hay efectos visibles sobre la salud (JICA). Vale aclarar que el plomo es un metal sumamente tóxico y crece el consenso internacional que señala que no existen niveles seguros de plomo en el organismo.

(1)Si bien en un principio ACUMAR establecía que había 4.100 industrias, después realizar un nuevo empadronamiento, dos años más tarde, esta cifra se modificó llegando a aproximadamente 20.000.

(2) Los porcentajes de los diferentes caudales se consideran a partir del caudal promedio de 691.2000 m3/diarios, de la Cuenca Alta (Desembocadura del Riachuelo), ya que las mayores descargas de residuos cloacales e industriales, se realizan a partir de la cuenca media.

El caudal promedio diario de la Cuenca Alta (Desembocadura del Riachuelo) se calcula de acuerdo a los datos de 8m3/seg en “Una Política de Estado para el Riachuelo”, FARN.

Las industrias más contaminantes

Según datos aportados por la SAyDS (Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable) los sectores industriales de mayor impacto ambiental son las curtiembres, responsables de más del 50% de los contaminantes de origen industrial, le sigue el sector de frigoríficos con más del 20%. Las plantas vinculadas a la industria del cuero y pieles suman un total de 251 establecimientos. De ellas, unas 179 son curtiembres, la mayor parte ubicada en Lanús. Sus principales vertidos contaminantes son sulfuros, materia orgánica, grasas y cromo trivalente.(1)


Muchas de las industrias de la CMR vierten metales pesados que han sido encontrados en las aguas de la Cuenca en concentraciones superiores a los niveles permitidos.

(1)“Plan Integral Cuenca Matanza Riachuelo”, 2006, SAyDS. Es destacable la diferencia entre la cifra de 2 millones de m3 diarios provenientes de curtiembres y frigoríficos comparada con la cifra conocida previamente de 88.000 m3 de vertidos industriales. Esta es una muestra elocuente de la dispersión de cifras que se manejan.