¿Qué pasó en Chernobyl?

Página - 9 febrero, 2012
Conocé lo que causó exactamente la explosión catastrófica en la planta de Chernobyl, cómo se condujo la limpieza, con un gran costo humano, y el estado actual del sitio.

Construcción del sarcófago (cubierta) sobre el reactor destruido de Chernobyl.

 
El 26 de abril de 1986, ocurrió un grave accidente en la Unidad 4 de la central nuclear en Chernobyl, Ucrania, en la antigua URSS.

El equipo de operaciones planeaba probar si las turbinas podrían producir la energía suficiente para mantener funcionando las bombas de refrigerante en caso de una pérdida de energía hasta que el generador diesel de emergencia fuera activado. Para prevenir cualquier interrupción a la energía del reactor, se apagaron los sistemas de seguridad.

Para conducir la prueba, el reactor tuvo que ser reducido al 25 por ciento de su capacidad. Este procedimiento no se produjo según el plan y el nivel de energía del reactor cayó a menos del 1 por ciento. Por lo tanto la energía tuvo que ser aumentada despacio. Pero 30 segundos después del inicio de la prueba, hubo una sobretensión inesperada. El apagado de emergencia del reactor (que debería haber detenido la reacción en cadena) falló.

Los elementos de combustible del reactor se rompieron y hubo una explosión violenta. Explotó la tapadera de 1000 toneladas en el edificio de reactor. A temperaturas sobre 2000°C, las varas de combustible se derritieron. La cubierta de grafito del reactor entonces se encendió. El grafito ardió durante nueve días, tirando cantidades enormes de radiación en el ambiente. El accidente liberó más radiación que la caída deliberada de una bomba atómica en Hiroshima, Japón en agosto de 1945.

La limpieza


Los primeros intentos de extinguir el reactor ardiente implicaron bomberos que vertieron agua fría en el reactor, y cesaron después de 10 horas. Del 27 de abril al 5 de mayo, más de 30 helicópteros militares volaron sobre el reactor ardiente. Dejaron caer 2400 toneladas de plomo y 1800 toneladas de arena para tratar de sofocar el fuego y absorber la radiación.

Estos esfuerzos también fracasaron. De hecho, empeoraron la situación: el calor se acumuló bajo los materiales vertidos. La temperatura en el reactor se elevó otra vez, junto con la cantidad de radiación que surgió de ellos. En la fase final de la lucha contra el fuego, el corazón del reactor se refrescó con nitrógeno. Recién el 6 de mayo el fuego y las emisiones radiactivas fueron controlados.

A pesar de los peligros obvios, la respuesta al desastre necesitaba  del trabajo de gente. No sólo algunos sino miles de personas cuyas vidas y salud fueron sacrificadas en tentativas vanas para contener el desastre. Estas personas recibieron el nombre de  'liquidadores'.

Los 600 bomberos de la planta y el equipo de operaciones fueron el grupo irradiado con mayor severidad. Estos 130 hombres fueron irradiados con dosis equivalentes a 650 años del límite anual de radiación. Miles de militares y otros trabajadores fueron asignados para mover el material mortalmente radiactivo con poca o ninguna protección.

31 trabajadores murieron poco después. Un total de entre 600,000 y 800,000 hombres estuvo implicado en las operaciones de limpieza en Chernobyl hasta 1989. De estos hombres, 300,000 recibieron dosis de radiación de 500 veces el límite para el público durante un año. Hoy, los que aún sobreviven todavía sufren del daño a su salud.

Cuántos de ellos han muerto hasta ahora por el desastre, es una pregunta polémica. Según agencias del gobierno en los tres antiguos Estados Soviéticos afectados, cerca de 25,000 “liquidadores” han muerto hasta ahora. Las estimaciones proporcionadas por las asociaciones de liquidadores en los tres países son muy superiores a las cifras oficiales. El Reporte del Foro de Chernobyl en 2005, por otra parte, atribuye un número mucho menor de muertes de liquidadores al desastre del reactor.

Estas discrepancias en números son debidas a métodos diferentes de evaluación. También las estadísticas de liquidadores (número de muertes y cantidad de radiación recibida) fueron deformadas por las autoridades soviéticas, de modo que los números definitivos podrían nunca ser conocidos.

¿El fin del desastre?


El 22 de diciembre de 1988, los científicos soviéticos anunciaron que el sarcófago que ahora encierra el reactor fue diseñado para una vida de sólo 20 a 30 años.

Tres años después del accidente nuclear, el gobierno soviético detuvo la construcción de las unidades de reactor quinta y sexta del complejo nuclear de Chernobyl. Después de negociaciones internacionales prolongadas, el complejo entero fue cerrado el 12 de diciembre de 2000, 14 años después del accidente.

¿Qué es el sarcófago?


Después de la explosión, un “sarcófago” (cubierta) de concreto fue construido alrededor del reactor dañado no. 4. Este sarcófago encierra el reactor nuclear dañado y fue diseñado para detener la liberación de mayor radiación a la atmósfera. La primera tarea para contener el reactor destruido fue construir una “losa de refrigeración” bajo el reactor para evitar que el combustible del reactor, aún caliente, hiciera un hoyo en la base. Se designaron mineros de carbón para cavar este túnel bajo el reactor y para el 24 de junio, cuatrocientos mineros de carbón habían construido el túnel de 168 m de largo, bajo el reactor.

Para noviembre de 1986, el sarcófago conteniendo al reactor fue completado usando más de 7,000 toneladas de hierro y 410,000 m3 de concreto.

El sarcófago fue diseñado con una vida útil de sólo 20 a 30 años. El mayor problema es la falta de estabilidad: fue construido con prisa, y la corrosión de los soportes amenaza la integridad de toda la estructura. El agua se está filtrando del sarcófago por hoyos en el techo, se contamina con radiación y luego escurre hasta el piso del reactor hacia el subsuelo.

Los científicos predicen que la próxima catástrofe nuclear de la escala de Chernobyl será en el propio Chernobyl, debido al estado frágil de su escudo protector.

No hay certeza de cuánto combustible queda dentro del reactor, pero la mayoría de las estimaciones consideran más del 95 por ciento de su contenido original. Dentro del sarcófago también hay miles de metros cúbicos de residuo nuclear creado por fragmentos del edificio destruido del reactor y suelo contaminado que también fue vertido dentro del sarcófago.

Temas