Greenpeace: La soja transgénica nunca de dejó de ser enemiga de la sustentabilidad

7 Comentarios
Noticia - 24 abril, 2011
Greenpeace responde a la nota de opinión publicada por Silvia Naishtat en Clarín del 24/04/2011 titulada “Greenpeace: el enemigo dejó de ser la soja”.

Greenpeace nunca dejó de denunciar los peligros de la expansión de la soja transgénica en nuestro país.

En relación con la columna de opinión publicada en la edición de hoy del diario Clarín, Greenpeace aclara que en ningún momento  abandonó la campaña contra los transgénicos, como muestra el intenso trabajo realizado en Brasil (donde se obtuvo una moratoria a la compra de soja proveniente del Amazonas), en México (donde desde hace años se combate al maíz transgénico y se frenó la expansión de los biocombustibles), en Europa (donde, por la presión de Greenpeace y otros grupos ecologistas, varios países prohibieron la siembra de transgénicos y cada vez le están poniendo más trabas a su importación como forraje o como biodiesel), y en Asia (donde desde hace años se combate la expansión del arroz transgénico), por nombrar algunos casos.

En la Argentina consideramos que, luego de 12 años de campaña, la sanción de la Ley de Bosques a fines de 2007 fue, además de una protección a ecosistemas vitales como los bosques nativos, el más efectivo freno logrado para detener la expansión de la soja transgénica en el país”, sostuvo Martín Prieto, director Ejecutivo de Greenpeace.

En este sentido, Prieto explicó que “aunque aún persisten desmontes ilegales (por la falta de un presupuesto acorde para combatirlos) desde la sanción de la Ley de Bosques la deforestación se redujo en un 60 por ciento, y los ordenamientos territoriales realizados en las provincias permitieron ponerle un límite al crecimiento de la frontera agropecuaria”.

En nuestro documento “Soja transgénica: Agricultura sin agricultores” (2007) afirmamos que “Corría el año 1996 y la por entonces secretaria de Medio Ambiente, María Julia Alsogaray, aseguraba que con la introducción de la soja transgénica se reduciría el consumo de agroquímicos, que además ayudaría a reducir el avance de la frontera agropecuaria, y que entraríamos al desafío de una agricultura capaz de proveer de alimentos a una creciente población mundial. Diez años después, la realidad es otra: la frontera agrícola avanzó sobre los bosques nativos, se aumentó considerablemente el uso de agroquímicos y nuestras exportaciones sólo alimentan los pollos y los cerdos de Europa y China.” (1)

En 2008 publicamos el documento “Los incendios en las islas del Paraná son otra consecuencia de la expansión de la soja”, en el que advertimos que “la  responsabilidad del Estado nacional desde los 90’ hasta la actualidad, ha sido fundamental, no sólo por el modelo agropecuario respaldado y promovido, sino también y en este caso, por la falta de reacción adecuada frente al daño ambiental, en conjunto a las provincias involucradas (Entre Ríos, Buenos Aires, Santa Fe). También cabe señalar la responsabilidad del sector privado, que ha estado actuando con irresponsabilidad y sin límite alguno en busca de expandir sus ganancias. No obstante ello, no podemos pasar por alto que este descontrol ha sido activamente favorecido por el Gobierno de la Provincia de Entre Ríos, el cual en menos de un año otorgó 153 arrendamientos en las islas fiscales en el departamento de Victoria por 110.684 hectáreas destinados a actividades agropecuarias”. (2)

Ese mismo año, denunciamos que el biodiesel que se consume en Alemania está destruyendo nuestros bosques nativos mediante un análisis realizado en base al combustible expendido por las tres principales compañías de ese país -Shell, Esso y Aral- y tuvo como objetivo establecer cuál es la materia prima de lo que las empresas denominan “biodiesel“. A partir de este análisis, Greenpeace comprobó que el biodiesel añadido al diesel que se comercializa no sólo proviene de aceite de colza cultivada en Alemania sino que un 20 por ciento proviene de aceite de soja, y que parte de esa soja provenía de desmontes del norte de Argentina. (3)

Durante el denominado “conflicto del campo” (2008) Greenpeace publicó un documento de posición en el que consideró “alentador este cambio de visión que manifiesta el Gobierno Nacional en relación al monocultivo de soja, particularmente en su área económica, ya que significa un reconocimiento del grave problema que sufre el país y que viene siendo denunciado y señalado desde hace años por innumerables organizaciones ambientales, sectores académicos así como también por organizaciones campesinas, como es el caso del MOCASE. Un reconocimiento por parte del Gobierno Nacional, quizás muy demorado, pero necesario. (…) No obstante, si suponemos que las retenciones fuesen un argumento válido para contener el proceso desequilibrado y destructivo del fenómeno de la "sojización", entonces, en esta misma dirección, no pueden seguir existiendo incentivos (retenciones muy bajas) a la exportación de biodiesel en base a soja. Es decir, estas medidas para frenar la "sojización" para ser creíbles, deben darse en coherencia con otras que formen parte de un rediseño de la actual ley de Biocombustibles. (…) No podemos perder una hectárea más de bosques nativos, debemos revalorizar e incentivar su explotación sustentable y volver a colocar al campo en una dinámica de diversificación que brinde mayor estabilidad económica y racionalidad ambiental”. (4)

Como vemos, Greenpeace nunca dejó de denunciar los peligros de la expansión de la soja transgénica en nuestro país, cuyos resultados están a la vista: la frontera agrícola avanzó sobre los bosques nativos, se produjo una importante pérdida de biodiversidad, se concentró la tenencia de la tierra, aumentó considerablemente el uso de agroquímicos, se contaminaron los suelos y se perdió soberanía alimentaria. Ésos son los verdaderos “daños irreparables”.

 Notas:

1) Para leer el informe "Soja transgénica: Agrucultura sin agricultores", hacé click aquí

2) Para leer el informe "Los incendios en las islas del Paraná son otra consecuencia de la expansión de la soja", hacé click aquí

3) Para leer la nota "El biodiesel que se consume en Alemania destruye bosques en países como Argentina y contribuye al cambio climático", hacé click aquí

Para leer el informe "Bioenergía: oportunidades y riesgos", hacé click aquí

4) Para leer la nota "Greenpeace y el conflicto del campo", hacé click aquí

Temas
7 Comentarios Agregar un comentario

Veronica Solange dice:

abandonaron o no la campaña contra los transgenicos, que es lo ultimo sobre eso?

Publicado 5 diciembre, 2012 en 12:37 Reportar abusos Reply

Angela García dice:

Más del 90% de la soja en Argentina es trangénica, les sugiero que se olviden de la "soja responsable" o la "soja orgáni...

Publicado 31 octubre, 2011 en 12:14 Reportar abusos Reply

Read more Read less

Sole P dice:

En mi opinión, si bien la Ley de Bosques es fundamental para frenar el avance de transgénicos, no pareciera haber una campaña activa en...

Publicado 30 junio, 2011 en 13:44 Reportar abusos Reply

Read more Read less

eco3lo+ dice:

Hola, podes realizar preguntas vía e-mail a: o en el Facebook o Twitter de Greenpeace Argentina.
Tambié...

Publicado 1 mayo, 2011 en 18:46 Reportar abusos Reply

Read more Read less

eco3lo+ dice:

Ivanitas, podes hacer preguntas en el Facebook de Greenpeace Argentina (www.facebook.com/greenpeaceArg), o en su Twitter(www.twitter.com/GreenpeaceArg...

Publicado 1 mayo, 2011 en 18:43 Reportar abusos Reply

Read more Read less

ivanitas dice:

esta muy buena la pag. primera ves que entro y me sumo a sus campañas solo que no entendi algunas cositas como hago para preguntarselas?

Publicado 27 abril, 2011 en 3:36 Reportar abusos Reply

Nicolás dice:

Que pasa con el sello que están por lazar Vida Silvestre con algunas multinacionales de "SOJA RESPONSABLE" por el simple hecho de compr...

Publicado 26 abril, 2011 en 23:17 Reportar abusos Reply

Read more Read less

1 - 7 de 7 resultados.

Publicar un comentario 

Para publicar un comentario es necesario estar registrado.