Greenpeace celebra la preocupación ambiental de la presidenta

29 Comentarios
Noticia - 26 enero, 2012
Buenos Aires, 26 de enero - Greenpeace celebra la preocupación de la presidente Cristina Fernández de Kirchner en materia ambiental, hasta ahora ajena en muchos aspectos a su política de gobierno. A su vez, le recuerda que, en lo referente a la sobrepesca y explotación de petróleo en aguas profundas, Greenpeace denunció en mayo de 2009 (1), que durante la reunión de la Comisión Pesquera de la FAO sobre control de puertos contra la pesca ilegal, los representantes argentinos "obstaculizaron cualquier medida para erradicar esta práctica no regulada y no reglamentada".

Greenpeace denunció en 2009 la pesca ilegal y la describió como una de las mayores amenazas a la biodiversidad marina en todo el mundo.

"Me encanta que defiendan a la ballenas porque son divinas, pero también que defiendan a los calamares y a las otras especies que están depredando", declaró ayer la Presidenta durante su discurso en la Casa Rosada. En el caso del calamar, se debe mencionar que las principales amenazas a la sostenibilidad de la especie calamar illex (Illex Argentinus) son: la pesca ilegal no reportada y no regulada, la sobrepesca, y el cambio climático. Para terminar con la “pesca pirata”, los estados deben actuar a través de los organismos internacionales. Asimismo, respetando las recomendaciones científicas,  es posible detener la sobrepesca. Es por ello que es muy importante esta nueva preocupación por parte del Gobierno nacional.

Por otra parte, en 1998 Greenpeace denunció (2) la expansión de las empresas petroleras en aguas profundas para la explotación de los recursos fósiles. En un contexto de crisis climática es inaceptable avanzar sobre más reservas de combustibles fósiles. Greenpeace ha estado manifestándose en contra de esta actividad en todos los mares del mundo. Entre los casos proyectados y denunciados por Greenpeace en ese año se encuentra el de las islas Malvinas.

Greenpeace también aclara (3), que fue una de las primeras organizaciones en denunciar la presencia de armas nucleares en barcos británicos durante la guerra de Malvinas (1982). Cuando el buque destructor HMS Sheffield fue hundido durante la guerra entre Argentina y el Reino Unido, el Ministerio de Defensa británico no reconoció la presencia de armas nucleares a bordo de ninguno de los barcos que participaron del conflicto. Como miembros de una red de vigilancia antinuclear compuesta por entidades civiles, Greenpeace contaba con otra información y el tiempo le dio la razón.

Recién a fines de 2003, el Ministerio de Defensa inglés admitió por primera vez que algunos de los barcos involucrados en el conflicto por las Malvinas en 1982 habían zarpado con cargas nucleares dispuestas a destruir submarinos.

De todos modos, debemos reconocer el rol de la cancillería Argentina (4) que, con su actitud proactiva – de las más destacadas a nivel internacional- mantiene junto con el resto de los países latinoamericanos (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, República Dominicana, y Uruguay) una posición radical a favor de la prohibición de la caza de ballenas y de la protección de la especie. El Bloque Latinoamericano ha cobrado cada vez más fuerza dentro de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) constituyendo  su  ala más activa. En la última reunión de la CBI el gobierno argentino, que tuvo una destacada actuación, se ha convertido un referente dentro de este debate.

 Notas:


(1) Para leer la nota "Pesca ilegal: Greenpeace denuncia posición argentina" hacé click aquí


(2) Para leer el informe "The Oil industry and climate change" (en inglés), hacé click aquí.

(3) Para leer la nota "Malvinas, 25 años de peligro nuclear", hacé click aquí.


(4) Para leer la nota "Condena de Greenpeace: Japón sabotea la propuesta de Argentina y Brasil", hacé click aquí.

Temas
29 Comentarios Agregar un comentario

Anaximandro Tales dice:


He leído vuestro artículo “celebra Greenpeace la preocupación ambiental de la Presidenta”. Que en 1998 han denunciado la explota...

Publicado 29 enero, 2012 en 1:19 Reportar abusos Reply

Read more Read less

Anaximandro Tales dice:

CUANTAS LINEAS?

Publicado 28 enero, 2012 en 23:43 Reportar abusos Reply

Anaximandro Tales dice:

?

Publicado 28 enero, 2012 en 23:42 Reportar abusos Reply

(No registrado) terolan dice:

El gobierno nacional realizó obras de saneamiento en el riachuelo, propuesta que fue hecha en la década del 90 y precisamente en esta é...

Publicado 28 enero, 2012 en 19:24 Reportar abusos Reply

Read more Read less

(No registrado) Felicitas dice:

Para mi la Presidenta, se tendría que ocupar de ese mismo problema, en vez de reclamarselo a Greenpeace. Me alegro de que esté interesada, p...

Publicado 28 enero, 2012 en 12:23 Reportar abusos Reply

Read more Read less

(No registrado) GastonArgento dice:

(RIACHUELO) Lamentablemente, y lo digo con conocimiento de causa, la acción de Acumar(por ende el gobierno) no es del todo eficiente y me animo a...

Publicado 27 enero, 2012 en 13:36 Reportar abusos Reply

Read more Read less

(No registrado) Juan Cruz dice:

Una vergüenza lo de Greenpeace, como nos tienen acostumbrado, la ley de bosques no es política ambiental? la ley de glaciares tampoco? el sa...

Publicado 27 enero, 2012 en 11:58 Reportar abusos Reply

Read more Read less

(No registrado) Norma I. Troiano dice:

No me cabe ninguna duda que esta Presidenta es la que, en la historia de los gobiernos argentinos, más se ha ocupado del tema ambiental, muy a pe...

Publicado 27 enero, 2012 en 10:20 Reportar abusos Reply

Read more Read less

Marcelo Povedano dice:

yyyyy??? para cuando mi comentario

Publicado 27 enero, 2012 en 9:45 Reportar abusos Reply

Marcelo Povedano dice:

hola, he visto estos dias la respuesta de uno de los miembros directivos de esta organizacion responder a la presidenta por el reclamo de la misma en ...

Publicado 27 enero, 2012 en 7:52 Reportar abusos Reply

Read more Read less

11 - 20 de 29 resultados.

Publicar un comentario 

Para publicar un comentario es necesario estar registrado.