Greenpeace celebra que se declare ilegal un hotel construido en una playa protegida de España

Noticia - 2 marzo, 2016
Después de 11 años de campaña de Greenpeace España, el pasado 18 de febrero, el Tribunal Supremo local falló a favor del reclamo realizado por la organización y declaró ilegal la construcción del hotel “El Algarrobico” en el Cabo de Gata, ubicado al sur de la península ibérica, por tratarse de una playa protegida no urbanizable.

El Tribunal Supremo español declaró ilegal la construcción de un hotel en playas del país.

 

La campaña de Greenpeace contra la construcción del hotel comenzó en el año 2005 cuando se aprobó la revisión de la limitación de los terrenos públicos que “El Algarrobico” intentaría ocupar ilegalmente durante la siguiente década. Sin embargo, tuvo que enfrentar la resistencia de la la organización ecologista, que trabajó incansablemente para proteger un área natural al borde de la destrucción.

“Hoy es un día histórico para la lucha ecologista, el recurso se ha resuelto a nuestro favor y por fin no caben excusas para demoler inmediatamente el hotel”, declaró Mario Rodríguez Director Ejecutivo de Greenpeace España. “Esta victoria ha sido gracias a las denuncias, de colectivos ecologistas y ciudadanos que han denunciado este atropello y que se han mantenido fieles a pesar de los vaivenes de la administración pública”, añadió.

La construcción del hotel El Algarrobico es ilegal, ya que incumple la Ley de Costas y destruye un Parque Natural. No queda ningún espacio jurídico para evitar que los responsables políticos de esta barbaridad, la Junta de Andalucía y el Gobierno del Estado tiren abajo este edificio. No se puede abrir, aunque esté prácticamente construído. Además, la demolición del hotel puede realizarse reciclando el 98% de los materiales y generará hasta 400 puestos de trabajo. Con el desmantelamiento del hotel, se abre la la oportunidad de planificar un futuro de turismo sostenible para la región.


Temas