Greenpeace descubre químicos peligrosos en ropa de importantes marcas internacionales

1 comentario
Noticia - 20 noviembre, 2012
Beijing, 20 de noviembre de 2012– Greenpeace Internacional dio a conocer hoy los resultados de su última investigación sobre contaminación que reveló que marcas de indumentaria de primera línea ofrecen a sus consumidores prendas que poseen químicos tóxicos. Algunas de estas, al liberarse al medio ambiente y degradarse, dan lugar a nuevas sustancias que provocan trastornos hormonales o incluso cáncer.

martes, 20 de noviembre de 2012

Greenpeace expone los vínculos entre las grandes marcas de ropa y la contaminación de las aguas del mundo.

Los análisis realizados revelaron la presencia de sustancias químicas peligrosas en indumentaria de 20 marcas de reconocidos diseñadores [1]. La ropa perteneciente a la marca Zara fue la única que contenía tanto químicos que provocan trastornos hormonales así como también compuestos que pueden causar cáncer cuando se degradan en el ambiente.[2].

El informe de Greenpeace Internacional, “Puntadas tóxicas: el oscuro secreto de la moda”, contiene pruebas en 141 piezas de indumentaria y expone el vínculo entre las fábricas textiles que utilizan químicos nocivos y la presencia de estos químicos en los productos finales.

“Las grandes marcas nos están convirtiendo en víctimas de la moda al vendernos ropa que contiene químicos nocivos que contribuyen a la contaminación del agua en todo el mundo, tanto cuando se fabrican como cuando se lavan”, declaró Yifang Li, integrante de la campaña de tóxicos de Greenpeace de Asia Oriental.

Uno de los principales descubrimientos del estudio consistió en la detección de rastros de NPEs, sustancias que se descomponen en químicos que provocan trastornos hormonales, en artículos de todas las marcas analizadas. Las mayores concentraciones de NPEs – más de 1.000 ppm – se encontraron en prendas de las marcas Zara, Metersbonwe, Levi’s, C&A, Mango, Calvin Klein, Jack & Jones y Marks & Spencer (M&S). Otros químicos identificados incluyen altos niveles de ftalatos en cuatro de los productos y la presencia de una amina vinculada al desarrollo de cáncer proveniente de ciertas tintas [3] en dos productos de Zara. La presencia de otros químicos industriales potencialmente nocivos también fue detectada en varios de los artículos testeados.

“Algunos de los artículos de Zara dieron positivo en sustancias que se descomponen para crear químicos que pueden causar cáncer y provocar alteraciones hormonales, lo cual es inaceptable tanto para los consumidores como para las personas que viven cerca de las plantas donde se fabrican estas prendas. ¿Cómo puede estar segura Zara de que el resto de su línea de indumentaria no está contaminada con estos químicos nocivos?”, declaró Martin Hojsik, coordinador de la campaña Detox de Greenpeace Internacional.

“Zara es la mayor cadena del mundo de venta de prendas y por tanto, necesita ponerse al frente de esta situación y tomar medidas urgentes, ambiciosas y con transparencia para eliminar las sustancias tóxicas de sus prendas y de su cadena de producción”, agregó Hojsik.

Los artículos analizados fueron fabricados en el Sur Global, (4) e incluyen jeans, pantalones, remeras, vestidos y ropa interior diseñada para hombres, mujeres y niños, fabricados tanto con fibras artificiales como naturales. Los químicos peligrosos pueden ser incorporados deliberadamente a los materiales o permanecen como residuos remanentes del proceso de fabricación.

“La industria textil sigue utilizando nuestros cursos de agua como desagües privados. Pero nuestra moda no tiene por qué ser un peso para la tierra, nuestra ropa no necesita ser fabricada con químicos nocivos”, dijo Yifang Li, de la campaña Detox de Greenpeace en Asia del Este.

Greenpeace exige que las marcas de moda se comprometan a no verter desechos tóxicos  para el año 2020  - grandes marcas como H&M y M&S ya lo han hecho – y que demanden a sus proveedores revelar toda la información acerca de los químicos tóxicos utilizados en sus instalaciones, liberados al medio ambiente a través del agua.

¡Queremos moda sin contaminación! Pedile a Zara que fabrique ropa sin sustancias tóxicas. Hacé click aquí.

Notas

[1] Las prendas se vendían en los comercios líderes: Benetton, Jack & Jones, Only, Vero Moda, Blažek, C&A, Diesel, Esprit, Gap, Armani, H&M, Zara, Levi’s, Victoria’s Secret, Mango, Marks & Spencer, Metersbonwe, Calvin Klein, Tommy Hilfiger, y Vancl.

[2]   Las aminas se usan en la producción de tinturas y pueden ser liberadas cuando se descomponen químicamente. Algunas aminas (que vienen de ciertas tinturas) son carcinogénicas. Los ftalatos se encontraron en las 31 prendas testeadas: altos niveles en 4 y rastros en las restantes 27. Los nonilfenoles etoxilatos (NPEs) fueron identificados en todas las marcas. Algunos ftalatos y otros químicos liberados que se descomponen en nonilfenoles etoxilatos (NPEs)  tanto en plantas de tratamiento de agua como en ríos, se convierten en disruptores hormonales. Algunos ftalatos son tóxicos para el sistema reproductivo.

[3] La liberación de aminas se detectó en dos de los artículos, por encima del límite de detección de 5 ppm; ambos productos  fueron fabricados en Pakistán para Zara y se vendían en el Líbano y Hungría.

[4] Utilizamos los términos «Norte Global» y «Sur Global» para referirnos a dos grupos de países muy distintos. «Sur Global» describe los países en desarrollo y emergentes, incluidos los que, como Rusia, se enfrentan a los retos de un proceso, a menudo rápido, de desarrollo o reestructuración industrial. La mayor parte de los países del Sur Global están en América Central y del Sur, Asia y África. El «Norte Global» designa los países desarrollados, situados en su mayoría en Norteamérica y Europa, con un alto índice de desarrollo humano según Naciones Unidas*. La mayoría, aunque no todos, se encuentran en el hemisferio norte.* Programa de Desarrollo de Naciones Unidas (2005). Informe sobre desarrollo humano 2005. La cooperación internacional ante una encrucijada: ayuda al desarrollo, comercio y seguridad en un mundo desigual. Disponible en: http://hdr.undp.org/en/media/HDR05_complete.pdf

agusjazmingonzalez dice:

Lo que se espera ahora es que, fabriquen ropa sin contaminacion

Publicado 20 noviembre, 2012 en 17:02 Reportar abusos Reply

Publicar un comentario 

Para publicar un comentario es necesario estar registrado.