Activistas de Greenpeace escalaron el reactor de la Central de Embalse

Para demostrar los riesgos de la energía atómica

Agregar un comentario
Noticia - 11 marzo, 2013
Córdoba, 11 de marzo de 2013.- A dos años del desastre atómico de Fukushima, 40 activistas de Greenpeace ingresaron a la Central Nuclear Embalse para exigir que Argentina abandone el peligro de la energía nuclear.

Con esta acción, Greenpeace demuestra las fallas de seguridad de la central nuclear Embalse, que la hacen vulnerable a cualquier imprevisto. Foto: Martín Katz

 

Luego de vulnerar sin violencia las medidas de seguridad de la usina atómica, los activistas escalaron el edificio del reactor y desplegaron un enorme cartel con la leyenda "Basta de peligro nuclear".

"Esta acción de Greenpeace demuestra que la seguridad de la Central Nuclear Embalse, como la de todo reactor nuclear, es vulnerable a cualquier imprevisto. Es urgente el cierre de esta Central, que está ubicada sobre una falla sísmica y tiene su vida útil vencida, e iniciar así el abandono de la energía atómica en el país", declaró Mauro Fernández,  coordinador de la Campaña de Energía de Greenpeace en Argentina.

Greenpeace exige el fin de la era nuclear a escala global, para no repetir una nueva catástrofe como Fukushima.

"Un desastre nuclear es posible en cualquier reactor en funcionamiento, además del impacto contaminante de la minería de uranio y la basura radiactiva que genera. La misma electricidad que genera Embalse, menos del 3% del total nacional, puede producirse en forma limpia y segura. Es urgente que se debatan los planes energéticos con la ciudadanía para no seguir poniendo en un riesgo innecesario a millones de personas", finalizó Fernández.


El Plan Nuclear relanzado por el gobierno nacional en 2006 prevé, entre otras cosas, la extensión de vida de la Central Nuclear Embalse. Esto representaría, según anuncios del Ministerio de Planificación, una inversión de US$ 1.366 millones, aunque reparaciones similares en el mundo indican una cifra entre tres y cuatro veces superior. Greenpeace demanda que se redirijan esas inversiones al desarrollo de energías renovables, como la eólica.


Exigí que la industria nuclear pague por su responsabilidad en la catástrofe de Fukushima. Hacé click aquí

 

 

 

Temas
No se encontraron comentarios Agregar un comentario

Publicar un comentario 

Para publicar un comentario es necesario estar registrado.