Greenpeace: las acciones hablan más que las palabras en la industria de la electrónica

La nueva edición del Ranking Verde de la organización ambientalista reconoce a Philips y a HP por la introducción de mejoras en sus nuevos productos y señala a Toshiba y Microsoft por no cumplir sus promesas.

Noticia - 26 octubre, 2010
Buenos Aires, Argentina — El Ranking Verde de Electrónicos de Greenpeace destacó en su última edición, presentada este mes de octubre, una brecha significativa entre las empresas que están haciendo importantes avances en la eliminación de sustancias químicas tóxicas, el aumento de la eficiencia energética y las políticas que facilitan el reciclado de los residuos de sus productos y aquellas que no han logrado mantener sus compromisos ambientales.

Versión 16 del Ranking Verde de Electrónicos.

"Hoy hay un abismo entre las empresas que, orientadas a fabricar y diseñar productos más ecológicos, se encuentran liderando el mercado internacional de la tecnología en materia de innovación y aquellas que sólo hacen grandes promesas", dijo Yanina Rullo, de la campaña contra la contaminación de Greenpeace.

En esta nueva publicación del ranking Greenpeace reconoce, entre otras valoraciones, la acción de Philips de lanzar el primer televisor libre de policloruro de vinilo (PVC) y retardantes de fuego bromados (BFR) (1). El televisor Philips, “Econova”, muestra el cumplimiento del compromiso de la compañía de eliminar estas sustancias peligrosas para fines del año 2010, muy por delante de otros fabricantes de televisores.

"Debemos reconocer que con el lanzamiento del televisor libre de estas sustancias, Philips ha superado los obstáculos técnicos respecto a la eliminación de estos tóxicos en esta categoría de productos, es decir, ya no hay más excusas para que otros fabricantes de televisores no sigan esta tendencia", agregó.

En el primero y segundo puesto de la tabla, se mantienen Nokia y Sony Ericsson, debido a la puesta en el mercado de productos libres de las sustancias más peligrosas, incluyendo el PVC / BFR, antimonio, berilio y ftalatos. HP, Samsung y Lenovo son las empresas que más han escalado posiciones en esta edición. Samsung se sube al 5º lugar desde el 13°, a pesar de mantener una penalización por puntos por retroceder en su compromiso de eliminar el PVC y los retardantes de fuego bromados.

La compañía que registra la mayor caída en esta versión del Ranking Verde es Apple, no porque haya perdido puntos sino por haber sido superada por otras empresas. LG Electronics y Toshiba, alcanzan los puestos 14° y 16°, mostrando que en este sector de rápido movimiento mantener la posición no es suficiente.

Aunque las puntuaciones en los criterios sobre residuos electrónicos y reciclado muestran en esta edición un progreso limitado en todos los casos, Panasonic fue recompensada por la presentación voluntaria del programa de recolección y  reciclaje de sus televisores en la India, el primer programa de este tipo fuera de las iniciativas de la OCDE. Sin embargo, la industria en su conjunto no logra ampliar los actuales programas de recuperación de productos para lograr un alcance global.

El Ranking Verde de Electrónicos de Greenpeace promueve cambios relevantes en el sector electrónico que hoy en día genera un flujo creciente de residuos peligrosos. En nuestro país esta basura electrónica es actualmente enterrada con los residuos municipales o reciclada de manera informal en condiciones muy riesgosas para la salud de quienes llevan a cabo esta tarea. Greenpeace está impulsando la sanción de una ley nacional para evitar la contaminación que producen los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE).

“En Argentina los planes voluntarios de recolección de los residuos aparatos eléctricos y electrónicos son muy deficientes, y en la mayoría de los casos, se agotan en la promoción de programas que solo figuran en la página Web de las empresas”, señaló María Eugenia Testa, Directora Política de Greenpeace en Argentina. “En nuestro país se necesita de manera urgente la sanción de una ley para la gestión de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) teniendo en cuenta el acelerado ritmo de consumo y descarte que este tipo de productos ha adquirido”, agregó.

En la Comisión de Ambiente y Desarrollo Sustentable del Senado nacional se encuentra en debate un proyecto de ley de Presupuestos Mínimos de gestión ambiental de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos que establece el principio de Responsabilidad Extendida del Productor (REP) para los aparatos una vez finalizada su vida útil, y la prohibición de sustancias contaminantes en los nuevos productos. El proyecto fue representado a inicios de este año luego de haber perdido estado parlamentario (tras su primera presentación en 2008) y a más de tres años de ser objeto de debate, aún sigue sin ser aprobado.

◦Para leer el resumen en español del Ranking verde de electrónicos, hacé click aquí.
◦Para leer el Ranking Verde de electrónicos (versión completa en inglés), hacé click aquí.
 

Notas:

(1) El policloruro de vinilo o PVC es un termoplástico clorado que representa una enorme fuente de sustancias contaminantes para el ambiente.  Se encuentra en las recubiertas de los cables de los AEE formando más del 90% de los mismos.  En el momento de la fabricación del PVC, o cuando éste es quemado, libera dioxinas y furanos clorados.  Estas sustancias son tóxicas en bajas concentraciones, se bioacumulan en los tejidos y son persistentes en el ambiente.  Además, el PVC contiene varios aditivos y estabilizadores, algunos de los cuales son peligrosos como los metales pesados y los plastificantes ftalatos. Los ftalatos no están unidos químicamente al plástico, de forma que pueden desprenderse de los productos de consumo y llegar al medio ambiente, tanto a lo largo de su vida útil como en su disposición final.  Como resultado, los ftalatos son las sustancias más ubicuas entre los químicos manufacturados por el hombre.  Se encuentran en el aire y el polvo, en tejido humano, incluyendo la sangre y la orina.  Dentro del cuerpo son rápidamente metabolizados a la forma de monoéster, la cual frecuentemente es aún más tóxica que la habitual diéster.


Los Retardantes de fuego bromados (BFRs por sus siglas en inglés), especialmente los PBDEs (policromodifeniléteres), son sustancias que pertenecen a la familia de los compuestos aromáticos y pueden tener hasta diez bromos unidos.  Son agregados a los plásticos de alto impacto utilizados en televisores y monitores de computadoras en concentraciones del 5%-30% del peso, para alcanzar los estándares de seguridad de materiales ignífugos.