Los abogados de los activistas de Greenpeace solicitan las visas para que puedan salir de Rusia

Agregar un comentario
Noticia - 4 diciembre, 2013
Buenos Aires, 04 de diciembre de 2013 - Los abogados de los 30 activistas de Greenpeace liberados bajo fianza presentaron esta semana al Comité de Investigación las solicitudes de las visas para los ciudadanos extranjeros. Si el pedido es aprobado, los ecologistas podrían dejar Rusia mientras continúan las investigaciones en curso por la protesta pacífica de Greenpeace en el Ártico.

Camila Speziale es una activista argentina de 21 años.

A todos los extranjeros, 26 personas de 17 naciones, se les ha devuelto los pasaportes luego de su liberación bajo fianza del centro de detención. Sin embargo, no tienen la visa adecuada que les permitiría dejar Rusia, y están actualmente alojados en un hotel en San Petersburgo. El Comité de Investigaciones debe responder a la solicitud dentro de los 3 días.

Jasper Teulings, miembro de Greenpeace Internacional, dijo:  “Esta es una situación única, en la que 30 personas fueron acusadas y luego liberadas bajo fianza dentro de Rusia despúes de ser detenidos en aguas internacionales fuera del territorio ruso. Tenemos esperanzas de que este asunto pueda ser resuelto. Greenpeace continuará trabajando para que se retiren todos los cargos que se les imputan”.

Los abogados también están solicitando a quienes llevan adelante la investigación que clarifiquen cuándo se requerirá la presencia de los activistas y que se les asegure que se les permitirá, en ese caso, retornar a Rusia.

“Desde su liberación los 30 activistas tuvieron chequeos médicos, pudieron hablar o ser visitados por sus familiares, fueron provistos de comida y lograron descansar. Greenpeace no puede estar seguro si las visas serán concedidas y no podemos prometer que nuestros amigos puedan abandonar Rusia, pero estamos haciendo lo mejor  para llevarlos a casa lo más pronto posible. Ya han pagado un precio absurdo por participar en una protesta pacífica para denunciar los peligros de un derrame de petróleo en el Ártico” agregó Ben Ayliffe, coordinador de la Campaña del Ártico de Greenpeace Internacional.

Los activistas fueron detenidos el pasado 19 de septiembre por la Guardia Costera Rusa (1), al intentar denunciar de manera pacífica los riesgos ambientales de la extracción de petróleo en el Ártico que pretende realizar la empresa energética Gazprom, socia de Shell. Hasta el momento, más de dos millones de personas en el mundo firmaron la petición para que las autoridades rusas retiren los cargos y los activistas puedan regresar a sus hogares. 

Si aún no lo hiciste participá ahora. Firmá la petición y pedí que la justicia rusa retire todos los cargos a nuestros activistas, hacé click aquí

 
Notas:

(1)   Durante el comienzo de la protesta pacífica, la Guardia Costera detuvo a dos activistas escaladores que habían logrado subir por el costado de la plataforma. No les levantan cargos en ese momento, solo los retienen. Un día después, todos los activistas y la tripulación son detenidos a bordo del Arctic Sunrise por agentes rusos armados. El barco de Greenpeace se encontraba en  la zona económica exclusiva rusa, donde de acuerdo a la Convención de la ONU sobre la Ley del Mar, hay derecho a la libre navegación y ningún estado ribereño puede abordar ni secuestrar una embarcación.

 

No se encontraron comentarios Agregar un comentario

Publicar un comentario 

Para publicar un comentario es necesario estar registrado.