¡Victoria! Santa Elena se suma al boicot internacional contra los balleneros

Noticia - 9 enero, 2006
La Empresa Pesquera Santa Elena, productora del conocido Kani Kama Santa Elena, se comprometió con Greenpeace a no proveerse mas de materias primas (pasta realizada a base de merluza) provenientes de Pespasa S.A. y Pesantar S.A., empresas argentinas subsidiarias de la compañía japonesa Nissui, la mayor responsable de la matanza de ballenas con supuestos fines científicos.

Santa Elena, líder en el mercado de Kani Kama, firmó un compromiso público de no abastecerse mas de “surimi” proveniente del conglomerado pesquero japonés Nissui. La firma nipona actualmente está matando cientos de ballenas en el Atlántico Sur y opera en la Argentina bajo el nombre de Pespasa S.A. y Pesantar S.A.

Advertida de ello, Santa Elena firmó ayer un compromiso con Greenpeace de desvincularse de estas dos empresas subsidiarias de Nissui en Argentina, dando con esto su apoyo a la conservación de las ballenas y mostrando una gran responsabilidad para con sus relaciones comerciales.

El 8 de noviembre pasado la flota japonesa ballenera partió del puerto japonés de Shimonoseki, hacia el Santuario Ballenero Austral (2), con la intención de cazar cerca mil ballenas (950 minke y 10 Rorcual) (3). La caza comercial fue prohibida en 1986 por la Comisión Ballenera Internacional (CBI), pero las compañías japonesas argumentan que esta actividad tiene un fin científico.

Según denunció Greenpeace, la flota ballenera japonesa pertenece a la pesquera Nissui. Es por esto que Greenpeace comenzó con esta campaña en contra de Nissui en todo el mundo a fines de diciembre, y en Argentina se le pidió a la gente que le escriba a las empresas relacionadas con Nissui para que le exijan que deje de matar ballenas y que, si no lo hicieran, se desvinculen de esta.

Luego de la masiva participación de la gente, el Grupo Pesel, integrado por la Pesquera Santa Elena, Pesquera Yuken y Pesquera del Beagle, respondió a este reclamo comprometiéndose a no comprar mas materia prima a las empresas subsidiarias de Nissui en Argentina y escribió un repudio a la cacería de ballenas que realiza Nissui anualmente.

Es muy destacable que una empresa pesquera argentina como es Pesquera Santa Elena responda a nuestro reclamo y asuma un compromiso con Greenpeace diciéndole que NO a los asesinos de ballenas, repudiándolos y desvinculándose comercialmente de ellos. Ahora podemos decirle a la gente que Santa Elena ha tenido una actitud ambientalmente responsable y que es una empresa libre de Nissui” agregó Rosario Espina, responsable de la iniciativa corporativa de la Campaña de Ballenas de Greenpeace Argentina.

Por su parte, Pespasa S.A. y Pesantar S.A., presididas por Enrique Díaz, aún no han respondido al pedido de Greenpeace y de más de 20.000 cyberactivistas, por lo que la organización ambientalista planea continuar con el reclamo a la misma y el boicot a las empresas alimenticias a las que provee.

En ese sentido, Greenpeace denunció que la Empresa Uruguaya Arteva S.A. se provee de estas empresas para elaborar alimentos a base de pescado para diferentes marcas argentinas, uruguayas y brasileras. En la Argentina es proveedora de palitos de surimi de las marcas Porto Belo, Puerto Plata, y de marcas de Supermercados como Coto, Disco, Carrefour, DIA, Norte y Leader Price. En Uruguay produce palitos de surimi Pelicano, y en Brasil es proveedora de innumerables marcas de alimentos de pescado. Todas estas marcas estan publicadas en nuestra página web esta semana para que los consumidores las puedan identificar.

Temas