"Animales" de la selva de Yungas denuncian a Ledesma por desmonte

Noticia - 29 mayo, 2003
La empresa Ledesma proyecta desmontar 1400 hectáreas en una selva a punto de extinguirse: Las Yungas Pedemontanas. Greenpeace lanzó una campaña para que consumidores de azúcar, papel y cuadernos Ledesma pidan a la firma que pare el desmonte.

"Animales" de la selva de Yungas denuncian a Ledesma por desmonte

Activistas de Greenpeace disfrazados de animales de las Yungas, denunciaron hoy los planes de la empresa azucarera Ledesma para desmontar 1400 hectáreas en la Selva de Jujuy.

Los "animales" montaron la protesta en un supermercado de esta ciudad, y etiquetaron productos de Ledesma tales como azúcar, resmas de papel y cuadernos, con la leyenda "Ledesma quiere destruir la Selva de Yungas por favor pídales que no lo hagan" y un teléfono de la firma para que la gente llame a la empresa y solicite que no desmonte esa zona.

Desde hace varios meses un amplio sector de la comunidad científica nacional viene realizando severas advertencias sobre la posibilidad de que en cinco años se extinga por completo la selva Pedemontana de las Yungas, un sector crítico de la Selva de Yungas de Jujuy y Salta. Greenpeace ha tomado ese reclamo y lo ha llevado ante las autoridades de Jujuy y Salta.

Las fotos satelitales son más que elocuentes y muestran que el avance irracional de la frontera agrícola sobre la Selva Pedemontana es letal. Informes de expertos estiman que en menos de 5 años esta selva puede extinguirse.

"El consenso científico es abrumador. Ledesma no puede ignorar esta situación, esto es un verdadero crimen ambiental. Teniendo la posibilidad de colocar su plantación en otras tierras no hay derecho a que Ledesma destruya la Selva", sostuvo Emiliano Ezcurra, de la campaña de biodiversidad de Greenpeace.

En diciembre de 2002 el ingenio azucarero Ledesma SA ingresó un pedido de desmonte al gobierno jujeño para incrementar en 1400 has. la superficie de su plantación de caña de azúcar. Ante la gravedad de esta amenaza, Greenpeace y otras entidades se movilizaron en Jujuy para encontrar una alternativa viable para Ledesma que permitiera evitar el desmonte.

Un grupo de expertos propuso a la empresa ubicar su plantación en sitios que ya están desmontados y que son de aptitud cañera. Esta misma propuesta también fue mencionada al gobierno provincial y al Ingenio La Esperanza, empresa hoy quebrada cercana a Ledesma que posee tierras ociosas suficientes para plantar las 1400 has. de caña que precisa Ledesma.

La Selva de Yungas es el ambiente de mayor diversidad de la Argentina solo igualado por la selva Misionera. Es la casa de los animales hoy representados por Greenpeace en el supermercado y
de muchos más. En tan solo el 2 por ciento del territorio nacional las Yungas contienen el 50 por ciento de toda la diversidad biológica del país.

"Los consumidores deben exigir a Ledesma una actitud responsable. Si sus productos realmente son de calidad Ledesma no debe dar esta estocada mortal a la selva", concluyó Martín Prieto, director ejecutivo de Greenpeace Argentina.