Ganó la selva salteña de yungas: empresa forestal abandona proyecto destructivo

Noticia - 5 julio, 2002
UNA EMPRESA COREANA QUE PRETENDÍA TALAR LA SELVA, ABANDONÓ SU PROYECTO. MÁS DE 37.000 HA. DE SELVA FUERON SALVADAS. HABRÁ INVERSIÓN Y EMPLEO PERO CON CERTIFICACIÓN FORESTAL RESPONSABLE. FELICITACIONES DE GREENPEACE AL GOBIERNO PROVINCIAL.

Greenpeace alerta sobre plan coreano para destruir las yungas

Greenpeace celebró este viernes una importantísima e histórica victoria para la Selva de Yungas, que significó salvar de la tala irracional más 37.000 hectáreas de este valioso ecosistema de manos de una empresa coreana. La zona en cuestión se ubica en el departamento de San Martín, Salta.

La presión de Greenpeace y otras entidades sobre el proceso licitatorio y la voluntad de diálogo por parte del gobierno fueron un factor fundamental para conciliar la protección ambiental y el desarrollo económico. "Con muy buen criterio el gobierno salteño impuso que la empresa que ganara la licitación debía respetar a rajatabla las leyes ambientales de la provincia, esto demostró que la empresa coreana no era seria dado que ni siquiera se presentó y su lugar fue tomado por una firma que se comprometió a certificar el bosque bajo las estrictas normas del FSC" (1), dijo Emiliano Ezcurra, coordinador de la campaña de biodiversidad de Greenpeace.

Durante una reunión mantenida con el Ministro de la Producción de Salta, Dr. José Luis Gambeta, en la Casa de Salta en Capital Federal, Greenpeace fue oficialmente notificado de que la empresa Agroforestal Wood Argentina S.A.C.I.F.I.A, no había comprado los pliegos, lo que los colocaba fuera de carrera.

Gambeta explicó a Greenpeace que la confección de los pliegos incluyó todas las cláusulas de manejo sustentable del bosque y realización de evaluación de impacto ambiental, entre otras. Es decir que quienes compraban el pliego sabían que debían operar bajo parámetros de tala responsable. Estos pliegos habían sido iniciados en base de una idea de la misma empresa coreana, que presentó lo que se conoce como iniciativa privada. Una vez declarada de interés por la provincia, se llama a licitación y el licitante que tuvo la idea posee una ventaja al momento de apertura de los sobres.

"Si sabiendo que corrían con ventaja se retiraron, está claro que no fueron a Salta con un plan serio. Su objetivo era tal vez apostar a que nadie compre los pliegos, para luego presionar a la provincia para que los flexibilizara a su favor. Pero fallaron porque los pliegos fueron comprados por otros que aceptaron las reglas del juego que puso la provincia", agregó Ezcurra.

Desde marzo Greenpeace había denunciado los planes de Agroforestal Wood de destruir la selva con desmontes y demás prácticas agroforestales no sustentables. La organización ambientalista promueve internacionalmente la certificación forestal responsable porque ser la forma inteligente y exitosa de explotación maderera.

"El Ministro Gambeta se mostró muy interesado en la certificación forestal porque combina empleo y ecología en una relación armónica. Lo que ocurrió es histórico porque demuestra que no siempre hay falta de leyes, que simplemente con cumplir las que ya existen alcanza", concluyó Ezcurra.

Finalmente, Greenpeace envió al gobernador Juan Carlos Romero una carta de felicitación por considerar que las áreas pertinentes del ejecutivo actuaron con responsabilidad ambiental, social y visión de largo plazo.

1-FSC, significa Forest Stewardship Council (Consejo para el Cuidado de los Bosques), es una institución que funciona en Oaxaca, Méjico y su misión es promover la explotación racional de los bosques, tanto de sus productos madereros como no madereros. A las tablas y muebles que llevan el sello con la sigla FSC se las considera madera certificada y son productos muy buscados en países de Europa, EEUU, Canadá, Japón y Australia.

Etiquetas