Greenpeace presentó sus nuevos paneles solares y su oficina ecológicamente eficiente

1 comentario
Noticia - 5 junio, 2008
En el marco de las celebraciones por el Día del Medio Ambiente, la organización ambientalista presentó la ampliación de la instalación de paneles solares de su oficina y planteó la "generación de energía renovable" como medida necesaria para afrontar la actual crisis energética y mitigar los impactos del Cambio Climático.

Greenpeace presentó sus nuevos paneles solares y su oficina ecológicamente eficiente.

En el Día del Medio Ambiente, Greenpeace invitó a representantes de organizaciones ecologistas, el ámbito público y los medios de comunicación a conocer su oficina ambientalmente eficiente y la renovación de los paneles fotovoltaicos integrados a la red eléctrica. El evento incluyó la presentación técnica sobre el desarrollo de energía solar y la proyección de material audiovisual. Al finalizar, una grúa instalada frente a la oficina permitió a los invitados acceder a la planta de paneles solares que alimentan a la sede de la organización.

En el contexto de crisis energética en que se encuentra nuestro país, y frente a la gran amenaza que representa el Cambio Climático, Greenpeace planteó como única alternativa posible, una [r]evolución energética, entendida como un cambio radical en las formas de generación, distribución y consumo de la energía, basado principalmente en una fuerte apuesta a la eficiencia energética y al desarrollo y uso masivo de energías limpias y descentralizadas. "Para enfrentar el cambio climático es necesario adoptar medidas urgentes para mitigar los graves impactos que implican un aumento de más de 2 grados de la temperatura media global" señaló Rosario Espina, Coordinadora de la Campaña contra el Cambio Climático de Greenpeace Argentina.

El proyecto "Greenpeace Solar" es un esfuerzo de la oficina de Greenpeace Argentina para contribuir al desarrollo de la energía solar y hacer que la tecnología fotovoltaica sea reconocida como una opción energética valida y significativa, destacar el enorme potencial que se dispone en nuestro país y procurar una batería de decisiones políticas que hagan a esta tecnología competitiva en el corto plazo.

Argentina cuenta con la peor matriz energética de la región ya que depende en casi un 90 por ciento de los combustibles fósiles (carbón, petróleo, gas). Greenpeace considera necesaria la implementación de medidas que reemplacen la actual dependencia de los combustibles fósiles por la adopción de generación de energías limpias como la solar y la eólica a gran escala, de forma descentralizada y con la posibilidad de integrarlas a la red de distribución eléctrica.

En 2001, Greenpeace Argentina realizó la primera instalación de paneles fotovoltaicos integrados a la red eléctrica convencional; en esta segunda etapa del proyecto presenta la ampliación de la red realizada por el Arquitecto Fabián Garreta, especialista en energías renovables. La incorporación de los nuevos paneles eleva la potencia instalada a 1,7 Kw, que implica una generación anual de aproximadamente 3 Mwh. Esta potencia equivale al consumo bimestral de 300 Kwh, que puede tener una familia de clase media de 4 ó 5 integrantes. Los nuevos paneles contienen celdas importadas y módulos de fabricación nacional, la tecnología es policristalina, y su eficiencia es de alrededor del 13 por ciento, es decir que del total de la radiación que reciben transforman aproximadamente el 13 por ciento en energía eléctrica.

En Argentina el mayor uso de la energía solar se produce en sitios aislados, sin acceso a la red convencional de electricidad. Sin embargo, todo el territorio está en condiciones de incluir a la energía solar entre las opciones de generación eléctrica sumadas a la red existente. "Es claro que lo que falta en Argentina es una normativa que haga posible que el usuario genere energía en su vivienda, oficina, escuela, y pueda interconectarse a la red, lo que no está previsto hoy en ningún marco regulatorio" sostuvo Espina, "además hace falta implementar sistemas de financiación y créditos a bajas tasas de interés para la adquisición de éstas tecnologías y, por supuesto, incentivos económicos para que la inversión en esas instalaciones tengan una amortización más rápida".

La oficina de Greenpeace, ubicada en el barrio de Chacarita, además de generar energía eléctrica limpia, está pensada desde su construcción en función de la eficiencia energética necesaria para reducir el consumo de energía eléctrica y térmica: cuenta con lucarnas y ventanales que permiten la entrada de la luz natural durante la mayor parte del día y la iluminación artificial es 100 por ciento eficiente; está construida con aislantes térmicos en paredes y techos, y la distribución de los puestos de trabajo en forma de "planta abierta" permite un uso común de los servicios. Tiene, además, un sistema de recolección de agua de lluvia que mediante una bomba que funciona a energía solar permite reutilizar el agua para la descarga de los inodoros.

Las energías renovables pueden proporcionar hasta seis veces más de la energía que consume todo el mundo para siempre. Greenpeace propone para la Argentina la promoción de la energía solar a nivel nacional, posibilitando la interconexión con las redes públicas de los sistemas fotovoltaicos en edificios permitiendo la bidireccionalidad en la medición de consumo y demás medias regulatorias favorables para su desarrollo.

  • Si querés descargar el informe "Energía Solar" hace click acá
  • Si querés descargar la Ficha técnica de los nuevos paneles solares hace click acá

 Galería de Imágenes:

Ricardo Gutierrez dice:

Me gustaría adquirir el producto , donde puedo comprarlo y a que presio , en buenos aires -provincia

Publicado 12 febrero, 2014 en 13:16 Reportar abusos Reply

Publicar un comentario 

Para publicar un comentario es necesario estar registrado.