Greenpeace reclamó a Sergio Massa que no se lave las manos y reglamente la Ley de Bosques

La organización advierte una peligrosa maniobra para debilitar la norma

Agregar un comentario
Noticia - 16 diciembre, 2008
Greenpeace reclamó este martes la urgente reglamentación de la Ley de Bosques con una demostración frente en la Casa Rosada en la que un activista disfrazado del Jefe de Gabinete, Sergio Massa, se lavaba las manos mientras se negaba a firmar el decreto reglamentario de la norma sancionada hace más de un año. La organización denunció que el gobierno tiene intenciones de reabrir la discusión de la reglamentación con las provincias más comprometidas con la deforestación.

Un activista disfrazado del Jefe de Gabinete, Sergio Massa, se lava las manos mientras se niega a firmar la reglamentación de la Ley de Bosques, sancionada hace más de un año.

La protesta estuvo protagonizada por activistas de Greenpeace caracterizados como romanos: mientras uno le acercaba a "Sergio Massa" la reglamentación de la Ley de Bosques, otro le servía agua para que éste se lavara las manos. Otros dos activistas completaban la escena con un cartel con la leyenda "Massa: Basta de lavarse las manos. ¡Reglamentación de la Ley de Bosques Ya!"

"Es una vergüenza que el Jefe de Gabinete se lave las manos con este tema tan importante. El borrador de la reglamentación está listo para ser firmado desde julio. El año pasado la demora en la sanción de la Ley de Bosques facilitó que se aprobaran especulativamente muchos desmontes para evitar la moratoria que dicta la norma. La falta de reglamentación debilitará su plena aplicación y generará muchos desmontes más", señaló Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.

El borrador de la reglamentación de la Ley Nacional 26.331 de Presupuestos Mínimos para la Protección Ambiental de los Bosques Nativos (Ley de Bosques) fue realizado por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación y fue girado a principios del mes de julio al Poder Ejecutivo, específicamente a la Jefatura de Gabinete de Ministros a cargo del Jefe de Gabinete Sergio Massa, donde se encuentra demorado en el Área de Coordinación de Presupuesto Nacional del Ministerio de Economía.

La Ley de Bosques fue sancionada el 28 de noviembre de 2007 tras una campaña que logró juntar un millón y medio de firmas. La norma establece que las provincias no pueden emitir nuevos permisos de desmonte hasta tanto no realicen un Ordenamiento Territorial de sus zonas boscosas bajo diez criterios ecológicos y categorías de conservación que apuntan a evitar la fragmentación y degradación del bosque nativo y a preservar las tierras utilizadas por las comunidades campesinas e indígenas.

La Ley establece un Fondo Nacional para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos (cerca de mil millones de pesos al año) para distribuir entre las provincias que sancionen por ley provincial el Ordenamiento Territorial de sus Bosques, con el objetivo de fortalecer la capacidad técnica y de control, compensar a los titulares que realicen tareas de conservación y manejo sostenible, y para fomentar las actividades productivas que los pequeños productores rurales y comunidades indígenas realizan en zonas boscosas.

"La mayoría de las provincias han avanzado en la realización del Ordenamiento Territorial de sus bosques nativos y están terminando este proceso, cumpliendo con lo que establece la Ley de Bosques, ahora falta que la Nación cumpla su parte y firme el decreto reglamentario. Sin la reglamentación no van a estar los fondos y se debilitará la aplicación de la ley. Es muy preocupante que a un año de que un millón y medio de argentinos impulsaron con sus firmas la sanción de la ley, no haya sido reglamentada. La responsabilidad es del Jefe de Gabinete, quien debe asegurar que el decreto salga antes de fin de año", afirmó Giardini.

"Lo que se puede ver claramente con las primeras declaraciones del nuevo Secretario de Ambiente, Homero Bibiloni, es que se quiere volver atrás con la reglamentación y ponerla a consideración nuevamente de la provincias, especialmente de aquellas más comprometidas con la deforestación", explicó Juan Carlos Villalonga, Director Político de Greenpeace Argentina, "si esto ocurre, será un caso similar al de la Ley de Glaciares, donde se buscará que sean las provincias mas depredadoras las que impongan la política ambiental nacional."

Por otra parte, hace dos semanas Greenpeace le envió al Jefe de Gabinete una torta gigante y convocó a la ciudadanía a enviar por correo electrónico una postal al Jefe de Gabinete por el "Aniversario de la Ley de Bosques sin reglamentación", además de llamarlo para reclamar su urgente sanción.

Más de veinticinco mil personas ya se sumaron a la convocatoria de Greenpeace, aunque luego de recibir las primeras tres mil postales, desde la Jefatura de Gabinete bloquearon las direcciones de correo electrónico, por lo que miles de ciudadanos que participaron no han podido ejercer su derecho de peticionar ante las autoridades.

"Que no quieran recibir los reclamos de la ciudadanía indica la falta de compromiso político que tienen con la defensa de los bosques nativos. Esta ley fue apoyada por un millón y medio de argentinos y debe ser reglamentada lo antes posible para evitar la pérdida de los últimos bosques nativos que nos quedan", concluyó Giardini, luego de que entregaran en la Casa Rosada un CD con la lista de personas que participaron de la protesta.

No se encontraron comentarios Agregar un comentario

Publicar un comentario 

Para publicar un comentario es necesario estar registrado.