Lanzan la primera de las “Propuestas Greenpeace": la heladera “Greenfreeze"

Tecnología que no afectará al ozono ni al clima

Noticia - 20 noviembre, 2003
La organización ambientalista inicia su campaña enfocada en propuestas y soluciones ambientales, con el lanzamiento de la primera fábrica en América continental de heladeras que no dañan el clima ni destruyen la capa de ozono.

Heladera con tecnología Greenfreeze

Con la inauguración de la primera planta de heladeras con tecnologías limpias, Greenpeace Argentina lanzó su campaña “Propuestas Greenpeace”, un esfuerzo para promover y difundir tecnologías y alternativas que no afectan el medio ambiente. Esta fábrica de heladeras “Greenfreeze”, una tecnología desarrollada por la organización ambientalista en 1992, es la primera en su tipo en América continental.

 

En la presentación de “Propuestas Greenpeace”, su coordinadora, Mariana Walter, explicó que esta campaña es un esfuerzo por dar a conocer una serie de opciones y tecnologías que actualmente existen en el mundo y en la Argentina que, de ser ampliamente difundidas y aplicadas, podrían ser una de las claves para superar la crisis ambiental que actualmente atraviesa el mundo.

 

Greenpeace participó junto con la empresa Autosal SA del lanzamiento de la nueva línea de heladeras y freezers de las marcas Koh-i-noor y Columbia con tecnología Greenfreeze. “Este es un gran avance. Si una Pyme nacional como Autosal pudo emprender tal desafío, no existe ninguna excusa para que otras grandes empresas como Bosh, Electrolux y Whirlpool, que fabrican con esta tecnología en Europa, no lo hagan en el Mercosur”, dijo Walter.

 

“Los consumidores han sido claves en la promoción de esta opción en otros sitios del mundo, y sin dudas serán ellos los que generen el cambio en la región”, agregó Walter.

 

Greenfreeze” utiliza gases alternativos en sus sistemas de refrigeración y de aislación, ya que no contiene gases que destruyen el clima ni la capa de ozono (como los nocivos HCFCs y HFCs). Los principales productores de Europa, Asia y Australia utilizan actualmente esta tecnología.

 

Esta innovación tecnológica desarrollada por Greenpeace en 1992 jamás ha sido patentada, ya que su objetivo es propiciar su libre acceso a cualquier empresa del mundo. Greenpeace no busca ni acepta ningún tipo de beneficio o reconocimiento económico con la venta de estas heladeras.

Autosal, una empresa familiar de capitales nacionales, alcanzó el año pasado el 12% del mercado nacional, vendió 20.000 unidades de heladeras y freezers. El proyecto de sustitución por Greenfreeze emprendido por Autosal es el único que sobrevivió a la recesión económica y a la importación de heladeras más baratas producidas en Brasil durante los últimos años.

 

Visite nuestro nuevo sitio:

http://propuestas.greenpeace.org.ar/