Ser ciberactivista es una manera de participar de las acciones de Greenpeace sin estar en el lugar en el que se llevan a cabo pero desempeñando un papel fundamental.

Lo único necesario es contar con una computadora con acceso a Internet que te permita acceder a nuestras peticiones para firmarlas, compartirlas con amigos y enviarlas a quienes son los responsables de tomar decisiones en relación al medioambiente.

La participación de miles de ciberactivistas ha permitido en Argentina y en el mundo, a través de un click, paliar algunas de las más graves agresiones al medioambiente o promover leyes de protección para nuestro planeta, amplificando la demanda a toda la sociedad.

Más de un millón de personas integran esta red que tiene un objetivo común: transformar el planeta en lugar más justo y más seguro para las generaciones presentes y futuras.

Dejanos tus datos para que podamos comunicarnos con vos. Sé parte de las 1.200.000 personas que forman la comunidad de ciberactivistas más grande de Latinoamérica: