Cristina critica a ambientalistas por los residuos, mientras el oficialismo frena la Ley de Basura Electrónica

Comunicado de prensa - 9 noviembre, 2012
Buenos Aires. 9 de noviembre de 2012- Greenpeace respondió a las declaraciones de la Presidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, quien por cadena nacional inculpó hoy a los ambientalistas de ocuparse de temas lejanos, en lugar de señalar la contaminación que generan los residuos. Desde Greenpeace aprovecharon el esporádico interés ambiental de la Presidente y le recordaron que el oficialismo está bloqueando la sanción de la Ley de Residuos Electrónicos impulsada por la organización, que lleva más de 5 años en el Congreso de la Nación.

“La basura electrónica es la porción más contaminante de los residuos domiciliarios, y hoy se envía a rellenos y basurales. Esta basura debe reciclarse y el costo de su tratamiento debe ser asumido por las empresas. Así lo indica un proyecto de ley que venimos promoviendo desde Greenpeace, pero el oficialismo lo está frenando”, señaló Consuelo Bilbao, del área política de Greenpeace.

El proyecto de ley que cuenta con media sanción del Senado y perderá estado parlamentario en 15 días, está frenado en la Comisión de Presupuesto y Hacienda, presidida por el oficialista Roberto Feletti, por órdenes del Ministerio de Industria de la Nación. La Cámara de Comercio de Estados Unidos en la Argentina se ha manifestado en oposición al proyecto, ya que sus empresas deberían hacerse cargo de la contaminación que generan.

“Lamentamos tener que desmentir nuevamente a la Sra. Presidente. Los ambientalistas son los únicos que desde hace décadas han puesto sobre el tapete la cuestión del crecimiento de la basura y del colapso del sistema de rellenos sanitario”, señaló Eugenia Testa, Directora Política de Greenpeace. “Es más, la legislación vigente en la Ciudad de Buenos Aires, es fruto del “Plan Basura Cero” presentado por Greenpeace en el año 2004, cuando desde el sector ambiental se anunciaba el colapso del sistema actual” y agregó, “El problema es que los funcionarios de Gobierno no cumplen con la legislación vigente y esto ocurre mayormente con toda la legislación en materia ambiental, tanto a nivel nacional como local”.

Desde Greenpeace señalaron además que el sector ambientalista,  junto a los vecinos, ha sido el único en denunciar la creciente generación de basura, la contaminación que generan los rellenos y la incineración de los residuos en un contexto en el que se celebra la sociedad de consumo.

“La única solución al problema de la basura es cumplir la legislación vigente que promueve la separación de los residuos y el reciclado. Aprovechamos esta instancia, además para pedirle a la señora Presidente que autorice a sus diputados a aprobar la Ley de Basura Electrónica antes de que el proyecto caiga, para evitar que esta fracción tan tóxica se siga enviando a rellenos y basurales”, finalizó Testa.