Greenpeace convoca a llamar a los embajadores rusos en todo el mundo para pedir la liberación de los 30 activistas.

Comunicado de prensa - 29 octubre, 2013
Buenos Aires, 29 de octubre de 2013.- Greenpeace instaló hoy en Plaza Lavalle un teléfono rojo gigante para invitar al público a llamar a la Embajada Rusa en Buenos Aires y pedir por la liberación de los activistas de la organización que llevan 40 días presos en la cárcel de la ciudad de Murmansk y entre los que se encuentran los argentinos Camila Speziale y Hernán Perez Orsi.

Esta actividad es parte de la “Jornada Global de Llamados”, que se desarrollará en 25 países de todo el mundo, el martes, miércoles y jueves de esta semana:

“Nuestros compañeros fueron detenidos injustamente cuando intentaban detener un crimen ambiental: la extracción de petróleo en un ecosistema sumamente frágil como es el Ártico”, recordó Mauro Fernández, de Greenpeace en Argentina. “Estamos reclamando la colaboración de los embajadores en cada uno de los países, les pedimos que hagan su máximo esfuerzo para que todos los activistas sean liberados en forma urgente”.

La convocatoria de Greenpeace invita a la ciudadanía a llamar por teléfono desde las 10 de la mañana hasta las 18 horas, o dejar un mensaje en cualquier momento del día.

Desde la detención, numerosas personalidades internacionales se manifestaron a favor de la liberación de los ambientalistas: las jefas de estado Dilma Rouseff y Angela Merkel, y  once ganadores del Premio Nobel de la Paz, entre otros.

Por su parte, el gobierno holandés presentó un pedido formal ante el Tribunal Internacional del Derecho del Mar, para solicitar la liberación inmediata del barco de Greenpeace Arctic Sunrise y de todos los que se encontraban a bordo al momento de la detención. A pesar de haber ratificado los tratados internacionales al respecto, Rusia declaró que no acepta la autoridad del Tribunal

., pero si el fallo fuera a favor de los Países Bajos, los 28 activistas de Greenpeace, el fotógrafo y el camarógrafo detenidos, deberían ser liberados mientras esperan la citación de la corte rusa.

Los activistas fueron detenidos el pasado 19 de septiembre por la Guardia Costera Rusa (1), al intentar denunciar de manera pacífica los riesgos ambientales de la exploración de petróleo en el Ártico que pretende realizar la empresa energética Gazprom, socia de Shell. Hasta el momento, más de un millón setecientas

mil personas en el mundo firmaron la petición para que los activistas sean liberados. Desde Argentina también se puede sumar la adhesión en www.greenpeace.org.ar

Nota:

1)    Durante el comienzo de la protesta pacífica, la Guardia Costera detuvo a dos activistas escaladores que habían logrado subir por el costado de la plataforma. No les levantan cargos en ese momento, solo los retienen. Un día después, todos los activistas y la tripulación son detenidos a bordo del Arctic Sunrise por agentes rusos armados. El barco de Greenpeace se encontraba en  la zona económica exclusiva rusa, donde de acuerdo a la Convención de la ONU sobre la Ley del Mar, hay derecho a la libre navegación y ningún Estado ribereño puede abordar ni secuestrar una embarcación sin previa consulta al país de bandera de dicha embarcación.

Fotos en  http://fotos.greenpeace.org.ar/Prensa/?dir=20131029+Telefono+Rojo

Contactos de Prensa:

+ Gustavo Stancanelli, jefe de Prensa de Greenpeace (011) 153.761.2969
+ Mariana Ciaschini, Coordinadora de Prensa de Greenpeace (011) 153.304.3316

+ Sol Gosetti, Coordinadora de Prensa de Greenpeace (011) 153.226.2600