Greenpeace denuncia que se oculta la gravedad del accidente en la refinería de YPF

Comunicado de prensa - 10 abril, 2013
Buenos Aires, 9 de abril de 2013. La organización ambientalista sostuvo hoy que la tragedia provocada en La Plata por las fuertes tormentas podría haber sido mucho mayor si el incendio en la Refinería de YPF del martes pasado alcanzaba otros sectores de la planta.

“Tanto la empresa como las autoridades de control y asistencia en emergencias niegan la magnitud del accidente”, afirmó Lorena Pujó, coordinadora de la campaña de Tóxicos de Greenpeace. “Si las llamas alcanzaban los tanques de almacenamiento de hidrocarburos se hubiera generado un desastre ambiental y esa situación estuvo muy cerca de producirse”.

Frente a la información difundida por la empresa YPF, Greenpeace denunció que existieron riesgos reales de que el fuego se extendiera a otras zonas de la planta, debido a los significativos volúmenes de hidrocarburos que se derramaron y provocaron los incendios.

"La empresa evacuó a sus empleados, pero no avisaron nada a los vecinos que se encuentran a metros del lugar”, sostuvo la ambientalista. “Este accidente deja en evidencia la incapacidad de la empresa y de los organismos del Estado para hacer frente a este tipo de incidentes y la increíble falta de coordinación de las distintas áreas que deberían dar respuestas a los vecinos de la refinería, que en medio de la incertidumbre decidieron auto-evacuarse. Nadie  informó sobre cuáles eran los riesgos y cómo proceder ante estos hechos,” agregó.

“Estamos exigiendo que YPF informe públicamente sobre los planes de remediación de aguas y suelos afectados por el accidente, y que presente planes de adaptación de este complejo industrial frente a eventos climáticos que serán cada vez más recurrentes en el futuro,” concluyó Pujó.

Luego de las declaraciones de los representantes del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible de la Provincia de Buenos Aires –OPDS- que  afirmaron que el accidente no había provocado ningún impacto en el ambiente y en la salud humana, Greenpeace exigió información sobre las mediciones y muestras realizadas y cuáles son los niveles de contaminación del agua, aire y suelo considerados normales.

Este grave accidente deja en evidencia, una vez más, los riesgos que conllevan los conglomerados de la industria química y petroquímica, en zonas altamente pobladas como Ensenada-Berisso, el Polo Petroquímico de Dock Sud o Bahía Blanca, en las cuales los escapes de sustancias químicas o tóxicas pueden generar una reacción en cadena de consecuencias imprevisibles.

Imágenes disponibles en:

http://fotos.greenpeace.org.ar/FTP/GPA_RefineriaEnsenada_01.jpg

http://fotos.greenpeace.org.ar/FTP/GPA_RefineriaEnsenada_02.jpg

© Greenpeace / Marcela Casarino

 
Contactos de Prensa:

+ Lorena Pujó, coordinadora de la Campaña de Tóxicos de Greenpeace, (011) 15.3304.3323

+ Gustavo Stancanelli, Jefe de Prensa de Greenpeace Argentina (011) 153.761.2969

+ Mariana Ciaschini, Coordinadora de Prensa de Greenpeace Argentina (011) 153.304.3316

+ Sol Gosetti, Coordinadora de Prensa de Greenpeace Argentina (011) 153.226.2600