Greenpeace: “El Parque Nacional Yasuní no debe tocarse”

Comenta
Prensa - 19 agosto, 2013
La organización ambientalista manifestó su preocupación ante el anuncio del gobierno ecuatoriano de poner fin a la iniciativa de dejar el petróleo bajo tierra en uno de los sitios de mayor biodiversidad del planeta, el Parque Nacional Yasuní, a cambio de una significativa contribución económica internacional.

El proyecto ambiental Yasuní-ITT fue lanzado por Ecuador hace seis años y pretendía recaudar US$ 3.600 millones de la comunidad internacional en 13 años, en compensación por la no explotación de unos 846 millones de barriles de petróleo en los campos Ishpingo, Tambococha y Tiputini (ITT), localizados en el Parque Nacional Yasuní, en plena Amazonía ecuatoriana.

“Mediante la creación del Parque Nacional Yasuní, el gobierno ecuatoriano ya se había comprometido, implícitamente, a no extraer petróleo en ese lugar. Es lamentable que se pongan en peligro sus valiosos bosques, a pesar de la oposición de gran parte de la población y de los indígenas que viven allí”, afirmó Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.

“Se debe alcanzar un acuerdo global que garantice la protección de los bosques a nivel mundial. Si se le paga a un solo país o región, se corrompe el sistema y se pone en serio peligro al resto de los bosques y la gente que los habita. Al mismo tiempo se deben establecer mecanismos internacionales de financiamiento y transferencia de tecnología destinados al desarrollo de las energías alternativas y no a la extracción de petróleo”, finalizó Giardini.

 

Ayúdanos a seguir adelante en defensa del medio ambiente, hazte socio de Greenpeace, haz click aquí

Temas
Aún no hay comentarios Agregar un comentario

¿Quieres dejar un comentario? 

Para publicar un comentario necesitas estar registrado.