Greenpeace: el actuar ilegal de la SMA es una vergüenza para los servicios públicos del país

“La SMA incurrió en ilegalidad al sancionar los trece incumplimientos a la RCA como una sola infracción y considerar el número de incumplimientos como agravantes”, especifica el texto del fallo de del Tribunal Ambiental.

Comenta
Prensa - 4 marzo, 2014
Santiago, 03 de Marzo de 2013: Tras el fallo del Segundo Tribunal Ambiental respecto al trabajo de la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) en el caso Pascua Lama, el Coordinador de Campañas de Greenpeace en Chile calificó el fallo como “implacable, el que revela la ilegalidad en el actuar de la Superintendencia de Medio Ambiente y exige una explicación del Superintendente Juan Carlos Monckeberg a todo el país respecto del actuar ilegal de un servicio público creado para fiscalizar y proteger a todos los chilenos de irregularidades ambientales”.

En mayo de 2013, el Superintendente del Medio Ambiente aplicó una multa de 8 mil millones de pesos (US$16,4 millones) a la minera canadiense Barrick Gold por incumplimientos en su proyecto Pascua Lama. En esa oportunidad  la organización ambiental Greenpeace calificó esta resolución ambiental como “una multa irrisoria  que equivalía a sólo un 0,1% del costo total del proyecto Pascua Lama”.

 Hoy, diez meses después, y haciendo justicia a la comunidades que han estado luchando contra este proyecto por más de una década, el Segundo Tribunal Ambiental no habla de irrisoria si no que de ilegal. La Superintendencia de Medio Ambiente incurrió en ilegalidad al sancionar los trece incumplimientos a la RCA como una sola infracción y considerar el número de incumplimientos como agravantes, por lo que deberá, al dictar la nueva resolución, proceder a sancionar cada uno de los incumplimientos en forma independiente, realizando la calificación de cada uno de ellos conforme a  los criterios del artículo 36 de la Ley Orgánica de la SMA y determinar, conforme a los criterios del artículo 40, cuál es la sanción correspondiente de acuerdo a una debida fundamentación”, especifica el texto del fallo del Tribunal Ambiental.

 El vocero de Greenpeace, organización que contribuyo con antecedentes y evidencias a la SMA para que revoque el permiso ambiental, indicó que “una apelación de este fallo por parte de la Superintendencia sería una burla a todos los chilenos y especialmente a las comunidades afectadas, por tal razón exigimos que  la  SMA  cumpla inmediatamente con los dispuesto por el tribunal e inicie un nuevo proceso sancionatorio, esta vez sin vicios ni ilegalidades.

 Leiva agregó que existe un punto relevante sobre la contaminación del agua que pudo haber producido el proyecto y que la SMA omitió. Se trata de los puntos de monitoreo de la calidad del agua superficial y subterránea, los cuales según el Tribunal habrían sido analizados de forma errónea por la SMA. Como resultado, la SMA no pudo determinar si existía contaminación o no por parte de la empresa, lo cual permitió que el Superintendente descartará la necesidad de profundizar el muro corta fugas porque “debió basarse no solamente en la comparación incorrecta con el pozo BT-3 realizada por los fiscalizadores, sino que haciendo el respectivo análisis de los antecedentes en la forma que se estimaba correcta y que fue indicada por el Tribunal", en otras palabras, "analizando el comportamiento antes y después de la construcción del muro y no haciendo una comparación entre puntos de monitoreo que no corresponde técnicamente”.

El fallo de tribunales no sólo apunta a la responsabilidad del Superintendente, en el escrito también se cuestiona el actuar del Servicio de Evaluación de Atacama y los consultores que apoyaron la defensa de Pascua Lama.

Puedes leer el fallo completo aquí

Aún no hay comentarios Agregar un comentario

¿Quieres dejar un comentario? 

Para publicar un comentario necesitas estar registrado.