Alarmante descenso de capa de hielo en el Ártico

Comenta
Prensa - 10 septiembre, 2013
El Ártico como parte de su ciclo natural, se deshiela cada verano por el aumento de las temperaturas y se expande en invierno cuando las temperaturas son más bajas, así el máximo anual de hielo marino en el ártico se produce en el mes de marzo-abril y el mínimo anual durante el mes de septiembre.

Pero el Ártico cada vez se derrite más rápidamente a causa de nuestras actividades industriales y la quema de combustibles fósiles que nos llevan a aumentar cada año las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera. El año pasado la pérdida de hielo alcanzó su máximo histórico, y este año seguimos con tendencias negativas.

En los próximos días, se espera el mínimo anual de hielo en el Ártico y aunque las predicciones apuntan a que no se pasarán los mínimos históricos del hielo marino en el Ártico, el dato de este año, entrará dentro de los mayores mínimos de los últimos 10 años desde que se tienen datos por satélite (1979), es decir, que las diez mínimas extensiones de hielo se han dado en la última década, lo que confirma esta tendencia decreciente.

La pérdida de hielo está siendo mucho más acusada de lo que suponían las predicciones  y el deshielo ha aumentado considerablemente en los últimos años, se estima que desde 1996 se ha perdido un 10% de la cobertura del hielo marino ártico cada década.

La pasada década ha sido la más cálida desde que empezaron los registros modernos en 1850  y muchos expertos nos advierten que si continúan las tendencias actuales de pérdida de volumen de hielo marino ártico, en menos de una década podríamos ver el ártico libre de hielo en verano (enlace en inglés).

Pero no todo está perdido y organismos de la talla de la Agencia Internacional de la Energía y el Banco Mundial nos recuerdan que estamos a tiempo de mantener un nivel de calentamiento global por debajo de los 2°C si tomamos medidas, sobre todo en el sector energético.

Y una de las vías para conseguirlo, además de que se alcance un nuevo acuerdo climático global de reducción de emisiones, es la declaración de la zona del alto Ártico como santuario global y la prohibición de la explotación comercial de sus recursos fósiles.

Greenpeace ha solicitado su inclusión, en calidad de observador en el Consejo Ártico, un foro de alto nivel constituido por los ocho países limítrofes al Ártico, para poder velar por los intereses de la región y el mes pasado celebrábamos con alegría y felicitábamos a Finlandia por ser el primer país en apoyar la protección del Ártico ante el Consejo para avanzar en la creación de una red de  áreas Marinas Protegidas en el Ártico. Esperamos que con tu apoyo sigamos avanzando en la protección del Ártico y que cada vez sean más los países que se pronuncien a favor de su conservación.

¡Únete al movimiento,  junto con los más de 4 millones que ya han firmado para salvar el Ártico y ayúdanos en esta lucha! Firma en http://www.salvaelartico.org 

Aún no hay comentarios Agregar un comentario

¿Quieres dejar un comentario? 

Para publicar un comentario necesitas estar registrado.