Buenas noticias: otra petrolera no destruirá el Ártico en el 2013

Comenta
Prensa - 10 abril, 2013
Internacional, 10 de abril - Esta mañana dos activistas de Greenpeace caracterizados como osos polares subieron a la plataforma de perforación West Hércules en Ølen de la empresa petrolera Statoil en Rogaland, Noruega occidental para defender el Ártico de la explotación industrial. Apenas unas horas después, la compañía anunció que cancelaba sus planes de destruir la zona más frágil del planeta durante este año. Y con ella, la empresa internacional de energía ConocoPhillips anunció que también se prevé la cancelación de perforaciones que realizaría en el 2014 en el norte de Alaska debido a "las incertidumbres regulatorias”.

Se trata de una excelente noticia para el medio ambiente ártico y para las casi 3 millones de personas que se unieron al movimiento mundial que está exigiendo una prohibición total de la pesca industrial y la extracción de petróleo en esta región. Aún cuando estos anuncios significan un alivio temporario, cualquier contratiempo que sufra la industria del petróleo en sus planes de explotar el Ártico es un paso más hacia la definitiva protección de la región.

Los activistas, disfrazados de “osos polares”, habían trepado a la plataforma e inspeccionado los equipos de perforación que debían salir en breve hacia el Ártico como parte del programa de perforación de Statoil en el extremo norte del Mar de Barents, situado en el norte de Noruega y de Rusia.

La extracción de petróleo en el Ártico acarrea graves problemas de seguridad y enormes riesgos. El clima extremo y las temperaturas, junto con el peligro de formación de hielo en el equipo, hace que la perforación del Ártico no se pueda comparar con ninguna otra experiencia.

A propósito de esta arriesgada acción, Martin Norman, miembro de Greenpeace Nórdico, escribió una nota de opinión sobre los peligros que enfrenta el mundo:

“Estoy comiendo manteca para mantener mi grasa corporal lo suficientemente alta como para soportar el frío y reabastecerme con la energía suficiente. Pero esta mañana he recibido un impulso de energía mucho mejor que la que cualquier alimento me puede aportar. Mis amigos y colegas en Noruega, se pusieron en acción en la plataforma petrolera Statoil, West Hércules, que estaba a punto de comenzar perforaciones en busca de petróleo en el Ártico.

Después de un duro día, recuperando el terreno perdido debido al fenómeno conocido como "la deriva", las noticias desde casa me hacen sentirmejor. Pero, créanme, vamos hacia el norte en línea tan recta como nos resulta posible.

Statoil se ha asociado con la empresa petrolera rusa Rosneft, responsable de 14.000 rupturas anuales en sus tuberías, que dejaron grandes zonas de Siberia en un estado de desastre ambiental. En América del Norte, Shell recientemente tuvo que abandonar sus planes de perforar en la ladera norte de Alaska debido a un pésimo desempeño en el 2012. Pero no nos engañemos, Shell está decidido a regresar al Ártico.

Ahora una de las amenazas más inmediatas es que Gazprom planea iniciar la producción de petróleo en el mar Ártico a finales de año. La lista de villanos sigue en aumento.

El calentamiento global ya está derritiendo el hielo sobre el que camino en este mismo momento a un ritmo sin precedentes. Y sin embargo, las compañías petroleras y los gobiernos del Ártico siguen viendo cómo dividir la región en su desesperada búsqueda de más petróleo y gas; combustibles fósiles que inevitablemente contribuyen al cambio climático que el mundo ya está enfrentando.

Es para proteger el Ártico de este tipo de codicia corporativa sin sentido que nuestra expedición está camino al Polo Norte. Junto a nosotros hay cuatro jóvenes embajadores que bajarán una cápsula de vidrio al fondo del mar con los nombres de las 2.700.000 personas en todo el mundo que firmaron para proteger el Ártico

El futuro pertenece a personas como estos chicos.”

El de hoy no es el único revés que tuvo que enfrentar la industria del petróleo. Hace aproximadamente un mes, Shell anunció que después de un año de constantes contratiempos en Alaska, abandonaba sus planes para perforar el Ártico durante el 2013. A raíz del fracaso de Shell, Statoil anunció poco después que ellos también tendrían que reconsiderar la perforación en el Mar de Chukchi.

Es decir, tres empresas en un mes. ¿Estará la industria del petróleo finalmente viendo la realidad? Eso esperamos. Por el bien de los millones de habitantes indígenas cuyo hogar es el Ártico, los gobiernos deben tener en cuenta estos tres anuncios y prohibir todas las perforaciones de petróleo en la región.

Participa ahora. Exige al presidente Obama que suspenda los permisos de Shell para perforar en el Ártico, haz click aquí.

 

Aún no hay comentarios Agregar un comentario

¿Quieres dejar un comentario? 

Para publicar un comentario necesitas estar registrado.