Comunidades, Greenpeace y más de 11.000 ciudadanos exigen cierre de Pascua Lama

Prensa - 10 abril, 2013
"Las comunidades de la zona han luchado por años para detener este nefasto proyecto que no ha dado garantía alguna de cumplir con la mínima normativa vigente para el resguardo de nuestros glaciares y el patrimonio ambiental de la zona." aseveró el Director Nacional de Greenpeace en Chile, Matías Asún.

Santiago, 10 de Abril - Luego que durante la tarde de ayer la Corte de Apelaciones de Copiapó acogiera  la orden de no innovar interpuesta por las comunidades indígenas Diaguitas ante las reiteradas infracciones de Pascua Lama, Greenpeace informó hoy que más de 11.000 personas a través del sitio www.greenpeace.cl  han escrito directamente al superintendente de medio ambiente, Carlos Monckeberg, para que utilice el máximo poder que le brinda la ley y retire los permisos ambientales otorgados a la filial de Barrick Gold en Chile -Minera Nevada SpA- para construir el proyecto minero binacional. Este número de peticiones es uno de los más altos conseguidos en Chile en tiempo record.

"Las comunidades de la zona han luchado por años para detener este nefasto proyecto que no ha dado garantía alguna de cumplir con la mínima normativa vigente para el resguardo de nuestros glaciares y el patrimonio ambiental de la zona. Alegra ver que los ciudadanos a lo largo de todo  Chile también  reconocen el prontuario ambiental de Barrick Gold y están exigiendo que se cumpla la ley y se haga justicia" aseveró el Director Nacional de Greenpeace en Chile, Matías Asún.

Ante las declaraciones del Ministro del Interior, que al referirse al tema señaló que Barrick podrá operar mientras cumpla con las condiciones exigidas por la ley y repare los daños que ha causado, Asún replicó: "No es posible reparar los glaciares, el daño es gravísimo, reiterado y hoy es crucial evitar que se amplíe. Este hecho es evidente para la ciudadanía, y por ello Pascua Lama debe cerrar. Chile necesita condiciones mínimas para proteger sus glaciares y el respeto a las instituciones fiscalizadoras y la ley ambiental".

En las últimas semanas el Servicio de Evaluación Ambiental de Atacama multó con 1.000 UTM a Barrick por incumplimientos en su plan de monitoreo de los glaciares y la Dirección General de Aguas ha informado por la prensa de altas concentraciones de arsénico, aluminio, cobre y sulfatos en aguas subterráneas en la zona. El proyecto mismo se encuentra paralizado por orden del servicio nacional de geología y minería (SERNAGEOMIN) pues la empresa no ha dado cumplimiento a las condiciones comprometidas en el permiso ambiental, poniendo en riesgo a sus trabajadores.

 "La empresa es conocida por intentar zafar reduciendo las multas y negociando por dinero, pero ante la gravedad de los hechos hay causas suficientes para exigir el cierre definitivo, que se imponga como sanción ejemplar a cualquier que intente afectar los glaciares" finalizó Asun.

Suma tu voluntad a las de miles. Dile #NOABARRICK aquí: