El Arctic Sunrise, barco insignia de Greenpeace, zarpó desde Rusia después de estar detenido diez meses por defender el Ártico

Comenta
Prensa - 1 agosto, 2014
Amsterdam, 01 de agosto 2014 - Más de 300 días después de haber sido abordado de forma ilegal durante una protesta pacífica contra la extracción de petróleo del Ártico, el barco de Greenpeace “Arctic Sunrise” ha dejado finalmente Murmansk, Rusia en dirección a Amsterdam.

El rompehielos ha estado en custodia desde que 30 activistas de la organización fueran detenidos el 19 de septiembre de 2013 al realizar una protesta pacífica en una plataforma petrolera, poniendo de manifiesto el gran riesgo y daño que provoca esta actividad en el Ártico. El 6 de junio de 2014, el Comité de Investigación ruso informó a Greenpeace Internacional que anulaba la detención del Arctic Sunrise. Un equipo de Greenpeace, al mando del capitán Daniel Rizzotti, finalmente accedió al Arctic Sunrise el 27 de junio, y trabajó arduamente para dejar el barco en condiciones de navegar luego de haberlo encontrado en pésimo estado.

"Cuando el capitán y la tripulación abordaron el Arctic Sunrise lo encontraron en mal estado, sin mantenimiento durante diez meses, y  con los instrumentos de navegación, comunicaciones y seguridad de la nave extraídos o destruidos", dijo Faiza Oulahsen, una de las activistas detenidas. "El Arctic Sunrise se dirige ahora a Amsterdam para ser reparado, de modo que pueda volver a proteger el Ártico de la amenaza de las imprudentes compañías petroleras como Shell y Gazprom".

Se espera que el Arctic Sunrise llegue a Amsterdam a principios de agosto, donde activistas de Greenpeace, junto con los miembros de los 30 del Ártico, darán la bienvenida a la nave, antes de entrar en un astillero para una evaluación exhaustiva de su estado y las reparaciones necesarias. El Comité de Investigación ruso difundió recientemente que había extendido su investigación sobre el caso de los 30 activistas detenidos hasta el 24 de septiembre de 2014, a pesar del hecho de que ya ha caído la causa penal contra ellos.

"El abordaje ilegal y detención del Arctic Sunrise y la investigación en curso sobre la protesta de los 30 detenidos del Ártico fue un intento de intimidar y reprimir el debate acerca de la extracción de petróleo del Ártico, pero sólo nos ha hecho más fuertes", dijo Oulahsen. "Millones de personas se manifestaron contra el encarcelamiento ilegal de los activistas. Estos mismos millones de personas saben que el planeta se está calentando y que el hielo del Ártico se está derritiendo. Y seguirá oponiéndose pacíficamente a la búsqueda desenfrenada de petróleo en el Ártico tanto en Rusia como en todo el mundo".

 

Como el Arctic Sunrise, tú también eres vital para defender el Ártico. Súmate AHORA. Haz click aquí

Etiquetas
Aún no hay comentarios Agregar un comentario

¿Quieres dejar un comentario? 

Para publicar un comentario necesitas estar registrado.