En Los Andes: Greenpeace marcha junto a las comunidades en defensa de nuestros glaciares

Comenta
Prensa - 27 julio, 2013
La expansión del proyecto Andina 244 de Codelco en la alta cordillera, es una amenaza a los glaciares de la zona central de nuestro país. Así de categórica es la conclusión de Greenpeace y las comunidades del valle Aconcagua, quienes para hacer pública esta situación organizaron este sábado una marcha por la ciudad de Los Andes que convocó a más de 2000 personas de 19 comunas donde intervendrá el proyecto.

La Ampliación de la división Andina –también llamado proyecto Andina 244- podría afectar casi 5.000 hectáreas de glaciares ubicados en las regiones de Valparaíso y Metropolitana, hoy de importancia crítica para las actividades productivas propias de la región y sus habitantes. Chile tiene el 87% de los glaciares que existen en la cordillera de los Andes y como tales cumplen un rol vital para los ecosistemas de nuestro país y quienes habitan en ellos.

“Son las principales reservas de agua del planeta, sin embargo, como en Chile no existe ninguna legislación que los proteja, cualquier proyecto que obtenga un permiso ambiental puede terminar dañándolos, tal como quedó en evidencia en el caso de Pascua Lama en donde el impacto a los glaciares simplemente no ha sido sancionado por nadie”, asegura Samuel Leiva, Coordinador de Campañas de Greenpeace en Chile.

Según Leiva, el Estudio de Impacto Ambiental que presentó Codelco tuvo más de 2200 observaciones generadas por los Servicios Públicos y la ciudadanía, la que exigía decenas de nuevos estudios, denunciando la omisión de información y la intención de afectar de forma directa los glaciares de roca.

Codelco pretende triplicar la producción del actual proyecto Andina, que opera en el límite cordillerano de la región Metropolitana y de Valparaíso. De concretarse tendrá un tamaña de 510 ha. y 800 metros de profundidad, un 65% del tamaño del rajo de Chuquicamata y a solo 45 km. de Santiago. 

Sus vecinos están preocupados, Sylvia Chávez Presidenta de la Agrupación Ecologista de Aconcagua asegura que “hace más de cuatro décadas, que opera Andina, tiempo en que se ha trasformado en el proyecto minero que más ha intervenido los glaciares  y contaminado los cada vez menores caudales que surten a todo el Valle. La actual situación del Valle de Aconcagua supone una alerta que debe ser escuchada por nuestro país y el mundo”.

Greenpeace está llevando a cabo una campaña nacional que busca informar a la ciudadanía sobre la importancia de los glaciares para el ecosistema de nuestro país, aunando fuerzas para exigir un estatuto legal que trasforme a los glaciares en un bien de todos los chilenos. No queremos que Andina 244 se trasforme en un nuevo Pascua Lama”, concluye Leiva.

 

Súmate tu también a las 14.000 personas que ya se han declarado defensores de Glaciares. Haz click aquí

Aún no hay comentarios Agregar un comentario

¿Quieres dejar un comentario? 

Para publicar un comentario necesitas estar registrado.