Encuentro por las ballenas en Montevideo: una campaña exitosa y una materia pendiente para el gobierno uruguayo

Comenta
Prensa - 12 agosto, 2013
El especialista en la Campaña Océanos de Greenpeace, Milko Schvartzman escribió unas palabras en el marco de la finalización del encuentro del Grupo Buenos Aires (GBA) en Montevideo, Uruguay, que reúne a los países latinoamericanos conservacionistas miembros de la Comisión Ballenera. Allí, 71 organizaciones de la sociedad civil de América Latina y el Caribe firmaron un petitorio donde expresan sus demandas frente a los desafíos que enfrenta la conservación de los cetáceos:

“Hace algo más de 12 años, en 2001, quien fuera presidente de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) en el momento en que se aprobaba el mayor hito en la conservación de los grandes cetáceos: la Moratoria Global a la Caza Comercial, el Emb. Eduardo Iglesias, junto a un representante del Instituto de Conservación de Ballenas, y quién escribe estas líneas, viajamos a Montevideo para iniciar la campaña para que la República Oriental del Uruguay retornara a la CBI.

Años más tarde, viajamos junto a Natalia Oreiro para continuar la campaña y lograr mayor perfil público, tal es así que el representante de la ONG local, en aquel momento, recibió una llamada ¡directamente de la Presidencia de la República!

Finalmente el esfuerzo de muchas organizaciones y personas, dio sus frutos, y Uruguay volvió a defender a las ballenas con su voto y participación en la CBI.

Hoy, en Montevideo, acaba de finalizar la reunión del Bloque de Gobiernos Latinoamericanos ante la CBI, los resultados son interesantes, y algunas de las demandas de las 71 organizaciones ambientales de la región serán parte de las acciones a encarar por los Gobiernos que nos representan.

Ésta fue la décima reunión del “GBA” o Grupo de Buenos Aires, como se denomina al bloque. En Greenpeace hemos sido invitados y participamos en todas las reuniones desde su creación en 2004/2005, con excepción de esta última en Montevideo.

Por primera vez, no se ha invitado a Greenpeace, pero no es un hecho por el que nos sintamos especialmente afectados, ya que la invitación tampoco llegó a docenas de organizaciones ambientales de toda Latinoamérica, muchas que hace años que trabajan en conservación de ballenas y son reconocidas internacionalmente, muchas de países cercanos como Chile, o Argentina, ni de países mas lejanos. Más sorprendente aun es el hecho de que no hayan participado organizaciones ambientalistas del país anfitrión, más que una sola.

Esto puede apreciarse en la lista de organizaciones signatarias de la ‘Petición de las ONGs’, en donde diversas organizaciones de cada país participan, pero del país local, sólo una. A pesar de no haber sido invitados, ante nuestra solicitud de participar, se nos permitió la asistencia.

Es la primera vez que en una reunión del GBA, prácticamente no existe la participación de organizaciones locales. La pluralidad y la participación ciudadana son una materia a resolver para la Cancillería del Uruguay.

Esperamos que la próxima vez, los Gobiernos de la región tengan en cuenta que una o dos personas de una o dos organizaciones “amigas” no son representativas de la diversidad de la “sociedad civil” latinoamericana. Este aspecto es importante cuando la conservación es una prioridad”.

Aún no hay comentarios Agregar un comentario

¿Quieres dejar un comentario? 

Para publicar un comentario necesitas estar registrado.