Greenpeace exige a Superintendencia aclarar irrisoria sanción a Pascua Lama

Prensa - 3 julio, 2013
Valparaíso, 3 de Julio; “Superintendente: Los glaciares no tienen precio” decía el mensaje que Greenpeace instaló junto a un glaciar inflable a la entrada del congreso. Esto en el marco del inicio del trabajo de la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados que se formó para indagar sobre los daños ambientales causados por el proyecto Pascua-Lama.

La comisión citó en esta oportunidad al Superintendente de Medio Ambiente (SMA), Juan Carlos Monckeberg para explicar la sanción que el organismo público emitió contra Barrick Gold. Sanción que para Greenpeace no se condice con el daño ambiental causado por  la minera canadiense en el Valle del Huasco.

“Vinimos hasta el Congreso para hacer presente a la Superintendencia que los glaciares no se venden por multas ni rebajas. La ciudadanía y Greenpeace exigen saber por qué la máxima autoridad fiscalizadora del medio ambiente no consideró el daño ambiental irreparable y el amplio prontuario ambiental de Pascua Lama que ha sido evidenciado en los últimos meses, y sólo se haya cursado una multa, a nuestro juicio irrisoria, en vez de revocarle los permisos”. Nos vamos de esta primera sesión de la Comisión siendo testigos de cómo la Superintendencia sólo describió el funcionamiento de la SMA sin explicar ningún criterio respecto a su actuar frente al proyecto Pascua Lama, indicó Samuel Leiva, Coordinador de Campañas de Greenpeace en Chile.

La comisión tiene un plazo de 90 días para el proceso de audiencias, y posteriormente elaborar un informe, el que deberá recomendar yproponer medidas para corregir las posibles irregularidades encontradas.

“Esta Comisión es una oportunidad vital para conocer los diversos puntos de vista de las comunidades, las que esperamos sean  invitadas como los principales afectados por Pascua Lama” explica Samuel Leiva.

A defender los Glaciares

Greenpeace está desarrollando en Chile una campaña que busca proteger los glaciares ya que son la principal reservas de agua que tiene el país y además contribuyen al equilibrio ecosistémico de valles como el de Huasco. “En nuestro país no existe conciencia sobre el  valor que tienen los glaciares para el medio ambiente, es por eso que parte de los objetivos de nuestra campaña es propiciar una ley que los proteja de proyectos como Pascua Lama que son una amenaza para nuestros glaciares”, concluye Leiva.