Greenpeace exige energías renovables para enfrentar el calentamiento global

Prensa - 13 mayo, 2013
Greenpeace alertó nuevamente sobre la necesidad de enfrentar el aumento de emisiones de dióxido de carbono que provocan cambio climático, con el abandono de los combustibles fósiles y una mayor inversión en energías renovables.

Por primera vez en la historia de la humanidad, la concentración de CO2 en la atmósfera superó las 400 partes por millón, un récord peligroso por sus consecuencias para el clima del planeta. De acuerdo al Panel Intergubernamental de expertos sobre Cambio Climático (IPCC), esto podría aumentar, como mínimo, en 2,4 grados la temperatura, con respecto a la era preindustrial, lo cual excede el límite aceptable de acuerdo a los especialistas, de los 2° grados. Si se mantiene la tendencia actual, el aumento podría alcanzar incluso los 3 o 4 grados, con consecuencias catastróficas para la humanidad.
“Es cada vez más evidente la necesidad de hacer frente al cambio climático con una revolución energética que elimine los combustibles fósiles y las falsas soluciones como la energía nuclear e invierta en energías renovables a escala global.”, declaró Matías Asun, Director de Greenpeace Chile. “El Ártico se está derritiendo por el uso de combustibles fósiles y, en un futuro cercano, la región podría quedarse sin hielo. Hay que detener las emisiones de gases que provocan calentamiento global y para eso es esencial cambiar el modo en que producimos y utilizamos la energía”, concluyó.

3 millones de personas ya participaron de la campaña global de Greenpeace "Salva el Ártico" y exigieron que la zona del Polo Norte sea declarada área protegida.

Nuestra adicción a los combustibles fósiles pone en peligro el Ártico. Ayúdanos a salvarlo. Haz click aquí