Greenpeace exige liberación de activistas detenidos ilegalmente cuando intentaban defender el Ártico

Comenta
Prensa - 20 septiembre, 2013
Activistas de Greenpeace fueron detenidos ilegalmente, siendo maniatados y encañonados por la guardia costera de Rusia, cuando intentaban detener las perforaciones en el Ártico

Santiago, 20 de septiembre de 2013 – “Liberen a los activistas, salven el Ártico” es el llamado de que la organización ambientalista Greenpeace está realizando en todo el mundo para pedir la liberación los activistas que fueron detenidos ilegalmente cuando intentaban detener las operaciones de extracción de petróleo de Gazprom en el Mar Ártico. En Chile, frente a la embajada de Rusia, un grupo de activistas chilenos exigió  la liberación de sus compañeros de quienes aún no se tiene noticia.

 “Estamos preocupados por la seguridad de nuestros compañeros. Ellos están arriesgando bastante por una causa noble: evitar un derrame es vital. El gobierno ruso toma medidas injustificadas e ilegales en abierta violación a los tratados internacionales al capturar nuestro barco. Este nivel de violencia contra una actividad de reclamo pacífica es clara señal que las empresas petroleras reciben protección especial por parte de las autoridades. Necesitamos exigir su inmediata liberación y que nuestra voz sea escuchada antes que sea demasiado tarde” dijo el Director de Greenpeace en Chile, Matías Asún.

 La organización ecologista comenzó hace algunos días un llamado a detener las perforaciones en el Ártico frente a la plataforma petrolera Prirazlomnaya, de propiedad del gigante petrolero ruso Gazprom. Ayer durante la tarde un escuadrón de la Guardia Costera rusa abordó por la fuerza y sin autorización el barco ArcticSunrise de Greenpeace portando armas automáticas y deteniendo a la tripulación y los activistas obligándolos a permanecer en la cubierta del barco maniatados.

 El barco ArcticSunrise, servía de base para las acciones de Greenpeace en el mar Ártico Ruso, intentando detener las operaciones petroleras en la zona que cuenta con tres áreas protegidas. Esta operación militar ocurre en el marco de las protestas pacíficas que la organización ecologista llevó a cabo frente a la gigantesca plataforma petrolera Prirazlomnaya en el mar ártico ruso para impedir las perforaciones para extracción de crudo.

 “Gazprom es una empresa de reconocida mala reputación en la industria. Un accidente en estas aguas tendría graves impactos en el ártico, y por lo tanto, en el equilibrio climático mundial. Es un desastre de proporciones que debe evitarse” señaló Asún.

 Hasta hoy los activistas permanecen incomunicados, sin cargos y sin contacto con sus abogados y ya habían sido amenazados con cuchillo, armas automáticas e incluso disparos de cañón por parte de la guardia costera rusa. El barco está en custodia de las autoridades ruso y aún no existe un pronunciamiento oficial de las autoridades al respecto.

 La organización ha llamado al público mundial a exigir a sus embajadas la inmediata liberación de los activistas a través de la página http://gpcl.org/detenidos. La campaña Salva el Ártico, lanzada por Greenpeace hace más de un año, ya cuenta con la adhesión de 4 millones de personas a nivel global que exigen que la zona deshabitada alrededor del Polo Norte sea declarada área protegida por las Naciones Unidas y que se prohíba la actividad petrolera y la pesca industrial que ponen en peligro esta región.

Súmate tú tambien y exige la libreración de nuestros Defensores Árticos, haz click aquí

Aún no hay comentarios Agregar un comentario

¿Quieres dejar un comentario? 

Para publicar un comentario necesitas estar registrado.