Greenpeace sigue al buque cisterna que lleva el primer petróleo del Ártico hacia Europa

Prensa - 29 abril, 2014
El primer petróleo del Ártico está llegando a Europa. La plataforma petrolera Prirazlomnaya de la empresa rusa Gazprom, socia de Shell, ya realizó las primeras operaciones de extracción de petróleo en alta mar y ahora 70 mil toneladas de crudo se dirigen a Holanda a bordo del buque cisterna, el Mikhail Ulyanov, para ser vendidas al mercado internacional.

Mapa del recorrido del buque cisterna. Para verlo en tamaño completo haz click aquí

Desde hace varios días Greenpeace está siguiendo al buque en su recorrido. El domingo con un helicóptero piloteado por el biólogo y experto en petróleo Jörg Fedders y Roman Dolgov, miembro de campañas de Greenpeace Rusia. Y luego por uno de los barcos insignia, el Rainbow Warrior, que comenzó a realizar el recorrido del carguero. "El buque cisterna se dirige al sur hacia el Mar del Norte rumbo a Rotterdam (Holanda), de modo que anticipamos que los dos buques se encontrarán en algún momento en los próximos días", declaró el vocero de Greenpeace Internacional, Ben Ayliffe, responsable de la campaña internacional de la organización en el Ártico.

La plataforma submarina Prirazlomnaya de Gazprom fue el escenario de la detención, en septiembre del año pasado, de 28 activistas de Greenpeace, entre ellos los argentinos Camila Speziale y Hernán Pérerz Orsi, y dos periodistas que relizaban una protesta pacífica para evitar que las operaciones provocaran un derrame de petróleo. Por esa razón estuvieron 3 meses privados de su libertad en Rusia. Y, si bien fueron liberados en diciembre, el buque con el cual realizaron la protesta, el Arctic Sunrise, sigue retenido por las autoridades rusas.

Este año sería la primera vez que se pondría a la venta petróleo extraído del ártico. Y ya hay un comprador: la compañía petrolera francesa Total SA, la cual Greenpeace calificó de hipócrita porque su director general, Christophe de Margerie, descartó perforar en el Ártico en el 2012 por temor a derrames.

"A medida que este buque cisterna se acerca a Europa aumenta la controversia que lo rodea. Que ya exista un comprador para el primer petróleo del Ártico aumenta nuestra dependencia de las empresas energéticas rusas y sólo sirve para fortalecer la mano del presidente Putin en el juego geopolítico que está jugando “, sostuvo Ayliffe

"Es hora de abandonar los combustibles fósiles y avanzar hacia tecnologías más limpias y eficientes”, concluyó.

Participa ahora. Exige la protección del Ártico. Haz click aquí