Parlamentarios Chilenos firman oficio en apoyo de activistas de Greenpeace detenidos en Rusia

Prensa - 14 octubre, 2013
· Hernán Pérez Orsi, segundo al mando del barco detenido en Rusia y casado con una chilena, mañana enfrentara los tribunales rusos para solicitar su libertad bajo fianza. La chilena, Margarita Malig, pide apoyo a sus compatriotas para exigir la libertada de su marido y de todos los activistas de Greenpeace

14 de Octubre de 2013.- La mujer chilena del tripulante de Greenpeace detenido en Rusia, Margarita Malig, se mostró agradecida de las gestiones que está haciendo nuestro país para liberar a su marido y al resto de los activistas de Greenpeace detenidos en Rusia. Esto, luego que por unanimidad la Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente de la cámara de Diputados, acordó emitir un oficio de apoyo hacia los 30 activistas de Greenpeace detenidos en Rusia, manifestando su preocupación y señalando la importancia de que reciban un trato acorde al debido proceso en las causas judiciales que se estén llevando a cabo en su contra.

“Espero que toda está presión dé resultado y tengamos a nuestros familiares en casa” manifestó la chilena. Margarita y Hernán tienen una hija de 1 año. Mañana  su marido se enfrentará a los tribunales rusos para solicitar su libertad bajo fianza.

Actualmente la situación de los activistas es compleja, están detenidos un centro de detención en Murmansk, Rusia, acusados de Piratería. Hernán Pérez Orsi, miembro de Greenpeace, segundo al mando del barco detenido en Rusia y casado con una chilena, mañana espera un panorama poco alentador tomando en cuenta que las  solicitudes anteriores han sido rechazadas.


“Vamos a seguir trabajando en todo el mundo para lograr la libertad definitiva todos los detenidos por hacer valer su derecho a señalar públicamente los crímenes ambientales. Ellos están presos bajo la absurda e injusta acusación de piratería, mientras las grandes petroleras siguen con sus planes de destruir el Ártico en busca de petróleo”, afirmó Matías Asún, Director de Greenpeace en Chile.

Esta gestión se suma al esfuerzo internacional que está llevando a cabo la organización ambientalista para exigir la libertad de sus 30 activistas, donde ya se han manifestado la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y el gobierno Argentino a través su cancillería.

Los activistas fueron detenidos el pasado 19 de septiembre por la Guardia Costera Rusa, al intentar denunciar de manera pacífica el crimen ambiental que la empresa energética Gazprom pretende cometer al explorar en el Ártico en busca de petróleo. Hasta el momento, más de un millón de personas en el mundo firmaron la petición para que los activistas sean liberados.

Suma tu voz a las más de 1.300.000 en todo el mundo. Pide que #LiberenAlos30. Haz click aquí.