Tras las luces, publicidad, glamour y pasarelas, se encuentra un mundo que la industria de la moda no quieren que veas, y del que no quieren que se hable. Oscuro, sucio y lleno de amenazas invisibles, ese es el secreto de un mundo basado en una adicción tóxica y que poco a poco va destruyendo nuestros cursos de agua.

Pero como todos los secretos, no es posible guardarlos eternamente y llega el día en que se desvelan y hay que afrontar las consecuencias. Hoy, Día Mundial del Agua, es ese día en el que con tu ayuda vamos a desvelar un secreto al mundo. Una verdad que muchos sabían pero que no quieren reconocer.

Las grandes marcas de moda están envenenando nuestros ríos

La industria textil es la tercera fuente de aguas residuales industriales en China, un país donde hasta un 70 por ciento de los ríos, lagos y embalses están contaminados. Pero a medida que avanzamos en nuestras investigaciones se descubre que esa contaminación no se limita a los países donde se encuentra la industria más pesada sino que esa contaminación sucede en cualquier país donde se vende y se lava esa ropa. La lista de las marcas implicadas incluye pesos pesados de la moda como Ralph Lauren, Calvin Klein y G-Star, cuyos productos contienen sustancias químicas que se descomponen en el agua para formar sustancias tóxicas que pueden provocar alteraciones hormonales.

Día Mundial del Agua

Para conmemorar el Día Mundial del Agua, activistas, voluntarios y voluntarias de Greenpeace han desvelado un oscuro y sucio secreto sobre la industria de la moda en lugares de todo el mundo: desde Yakarta a Estocolmo, entre Madrid y Bangkok. Se invitó a viandantes a participar, quitando la pintura no tóxica de unos carteles colocados en diferentes zonas de la ciudad o junto a ríos, dejando al descubierto el secreto tóxico de la industria de la moda para que fuera leído por compradores y transeúntes. Y más actividades que están teniendo lugar en Filipinas, México, Tailandia e Indonesia, para pedir a los políticos un cambio en la legislación sobre el uso de productos químicos y peligrosos, además de transparencia sobre los procesos y sustancias que esta industria, y otras, utilizan.

El camino hacia un futuro sin tóxicos

Gracias a tu  ayuda, seis importantes marcas de ropa deportiva y de la  moda se han comprometido ya y han aceptado el reto Detox de Greenpeace. Así, van a eliminar todas las sustancias químicas peligrosas de sus cadenas de suministro y de sus productos para el año 2020. Dada la magnitud del problema, muchas más marcas deben unirse a ellos.

El tiempo también juega en contra de estas seis marcas. Cada día que están midiendo, monitorizando y deliberando - y se retrasa la acción- nuestras aguas se siguen envenenando con sustancias químicas tóxicas persistentes y que son disruptores hormonales. Muchas de las sustancias químicas más peligrosas tienen alternativas y las marcas deben establecer objetivos ambiciosos para su total eliminación, y actuar para lograrlo.

El tiempo de hablar ha terminado

Ayúdanos. Comparte esta historia con amigos y familiares y ayudarás a crear conciencia sobre la industria de la moda y su oscuro y sucio secreto

Tommy Crawford, Comunicación de la campaña Detox de Greenpeace Internacional.
Puedes seguirle en twitter en @theecowarrior

Descarga el informe "Ropa Sucia 2"

Hazte socio de Greenpeace hoy mismo