En el marco y como crítica a la celebración de la asamblea anual del Foro Económico Mundial en Davos, Greenpeace Suiza, junto a la organización Declaración de Berna(BD), presenta la entrega de los Public Eye Awards 2011. Estos “premios” no lo son tanto, ya que buscan exponer a las empresas “menos ambientales” del planeta.

El próximo 10 de enero se darán a conocer los seis finalistas del certamen y el 28 de enero, durante el tercer día de la conferencia del Foro Económico Mundial,se entregarán los premios. Ya sea por campañas de desinformación, las condiciones pobres de trabajo, o la contaminación, estas empresas son dadas a conocer en los Public Eye Awards para generar conciencia entre el público sobrecuáles son compañías que más daño hacen al planeta.

Los premios se vienen organizado desde el año 2000, y sirven como un recordatorio para el mundo empresarial y las grandes corporaciones de que todas sus acciones tienen consecuencias y que a pesar de su impunidad hay organizaciones dedicadas a observarlos y denunciarlos. Junto con los votos del público, un jurado compuesto por seis expertos toma la decisión cada año, basándose en distintos criterios que incluyen la credibilidad de las empresas y el alcance de sus malas acciones. A partir del 10 de enero se podrá votar a los candidatos, registrándose en la página de los Public Eye Awards.

En 2010 fueron señalados Roche, la Banca Royal de Canadá y el CEO Water Mandate de Global Compact, debido a sus prácticas sociales y ecológicas juzgadas de “irresponsables”.

Los premios buscan sacar a la luz las malas prácticas de las empresas, y entre los elegidos de este año se encuentra Nestlé, contra la cual Greenpeace realizó y ganó una campaña por usar aceite de palma proveniente de la destrucción de los bosques de Indonesia.