Portada del documento

¿How dirty is your data? ("¿Que tan sucios son tus datos?") es el nombre que Greenpeace da al primer informe que se ha realizado sobre las opciones de energía de las empresas IT (tecnologías de la información) como Akamai, Amazon.com (Amazon Web Services), Apple, Facebook, Google, HP, IBM, Microsoft, Twitter y Yahoo, y el que destaca la necesidad de una mayor transparencia por parte de este tipo de marcas, en la energía que utilizan para potenciar su infraestructura en Internet.

Según los datos disponibles, si Internet fuera un país, ocuparía el 5° lugar en la cantidad de consumo de electricidad global, justo por debajo de Japón y por encima de Rusia. A diferencia de este escenario en donde cada país tiene una ubicación geográfica determinada, los centros de datos de Internet se pueden encontrar en todo el mundo y se agrupan en lugares que ofrecen fuertes incentivos fiscales y económicos, y también en los cuales la energía se genera en base a combustibles sucios.

Como nunca antes, hoy nuestros ritos cotidianos tienen lugar en Internet. La información que éstos generan -vídeos, fotos, mensajes de correo electrónico, actualizaciones de estado, noticias, tweets- terminan en las instalaciones de almacenamiento de datos gigantes llamados centros de datos. Estas instalaciones consumen enormes cantidades de electricidad, llegando hasta un 2 % de la demanda energética mundial (3 % en los EEUU) y que continúa creciendo año a año.

Carbón y nuclear - Con lo que funciona gran parte de Internet


El análisis de Greenpeace respecto a las actuales inversiones en centros de datos, ha descubierto que a pesar que se han realizado avances significativos en instalar centros de datos con eficiencia energética, en el sector IT en su conjunto, la utilización de energías sucias y riesgosas como el carbón y la energía nuclear tienen una presencia dominante. Esta situación implica que la tendencia de crecimiento y expansión de la industria supone que continuará una demanda acelerada de energía, que hasta ahora parece sólo satisfacerse con fuentes de energía sucia, como el carbón y la energía nuclear.

El Director Ejecutivo de Greenpeace en Chile explica que: “Sabido y reconocido es el riesgo que traen aparejadas las centrales nucleares, el mismo que ha quedado en evidencia luego del desastre que hoy afecta a Japón, y que ha significado costos económicos gigantescos para esa nación y su pueblo. Pero es importante señalar también que el carbón es considerado de bajo costo de producción, puesto que en la ecuación del cálculo de costo, suele no considerarse el impacto negativo que este tiene en las personas y la vida en general de los territorios que son afectados por sus emisiones inmediatas, sus desechos y sus actividades cotidianas. Los costos de estas energías “de bajo costo” los asumen los particulares, especialmente aquellos que se encuentran en condiciones de mayor vulnerabilidad y pobreza, tanto en las proximidades de la central como a escala global”.

Aspectos destacados del informe

 

1. Los mil millones de dólares del iData Apple Center en Carolina del Norte, que se espera abra en la primavera, consumen hasta 100 MW de electricidad, equivalente al consumo de electricidad de aproximadamente 80.000 hogares en los EE.UU. o más de 1/4 de millón en la Unión Europea. La red de energía tiene menos del 5% de energía limpia, y el restante 95% proviene de fuentes sucias, peligrosas, como el carbón y la nuclear.

2. Tanto Yahoo y Google parecen entender la importancia de un suministro de energía renovables. En el caso de Yahoo la instalación de la mayoría de los centros de datos está ubicada cerca de fuentes de energía renovables; y Google está trabajando en la firma de acuerdos de poder de compra de energía renovable y la inversión en proyectos de energía eólica y solar en muchas ciudades de EEUU y Alemania.

3. Facebook, uno de los más rápidos en crecimiento en la web, y uno de los destinos más populares, está, por desgracia en camino a ser la sociedad de internautas más dependiente del carbón. Se estima que más del 53% de las instalaciones de Facebook dependen del carbón, y es hoy ya responsable de hasta el 7% del tráfico de datos total que se genera en internet.

Descarga el reporte "How dirty is your data?" (en inglés)