*Richard Page es el coordinador de la campaña global para los Parques Marinos de la campaña de Océanos de Greenpeace Internacional. Su oficina se encuentra basada en el Reino Unido.



 

Foto: John Weller

De acuerdo con algunas personas el año 2012 se supone que es un año de eventos de transformación. Bueno, yo no sé acerca de alineaciones astronómicas, el calendario maya y todo eso, pero para nosotros los defensores de los océanos, el 2012 es sin duda importante debido a que para el 2012 es el año en que los gobiernos del mundo deben cumplir sus compromisos de crear una red global de áreas marinas protegidas. Lo sorprendente es que para todas estas bellas palabras, la situación actual es que los océanos no están protegidos: sólo un 5,9 por ciento de las aguas nacionales y sólo 0,5 por ciento de las aguas internacionales se dejan fuera de los límites a la pesca destructiva, la exploración de energía y otras amenazas de la industria, dejando abierta la gran mayoría para el saqueo.

Si bien no puede ser el fin del mundo por el momento, los científicos del Censo de Vida Marina y el Programa Internacional Sobre el Estado del Océano IPSO nos han estado advirtiendo que los océanos y la maravillosa variedad de vida marina que poseen no pueden soportar nuestras presiones para siempre.

Con el fin de hacer frente a este triste estado de las cosas, Greenpeace elaboró un Plan de Emergencia de Rescate de los Océanos y está haciendo campaña para asegurar que los gobiernos del mundo cumplan sus promesas y pongan en práctica los pasos para crear una red global de Parques Marinos. Mientras que el Océano Ártico y algunas otras áreas de alta mar, carecen totalmente de cualquier otro medio por el cual establecer reservas marinas y proteger la vida marina, existe un área donde se están haciendo esfuerzos para proporcionar una protección adecuada. El Océano Austral.

Estas aguas heladas que rodean la Antártida son el hogar de algunas de las criaturas más extraordinarias de la tierra, incluyendo las ballenas azules, pingüinos emperador y gigantescas arañas de mar polar. Estas aguas son algunas de las más prístinas del planeta y el Mar de Ross, en particular, es casi el único que tiene una presencia amplia de los principales depredadores, mientras que en la mayor parte de los océanos del mundo hasta el 90 por ciento de los grandes depredadores han sido eliminados por la pesca excesiva.

A diferencia de otras áreas de los océanos, existen reglas bastante completas en cuanto a qué actividades pueden tener lugar en las aguas alrededor de la Antártida. Esto es gracias a la existencia de un organismo creado específicamente para manejar estas aguas frágiles y únicas: la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos CCRVMA, un componente clave del Sistema del Tratado Antártico.

Más importante aún, la CCRVMA permite que la Comisión pueda establecer zonas marinas protegidas y Parques Marinos y la Comisión se ha fijado la tarea de crear un conjunto de propuestas para las áreas protegidas para el año 2012 en línea con la meta mundial.

Esta es una oportunidad única para los países miembros de la CCRVMA, para sentar un precedente excepcional mediante el establecimiento de una red global de áreas marinas protegidas en todo el Océano Austral y mostrar al resto del mundo lo que se puede hacer para proteger a alta mar si sólo existe la voluntad política. Debido a que los gobiernos no siempre tienen el compromiso es que Greenpeace y otros grupos se han unido en la Alianza por el Océano Antártico AOA para asegurarse de que zonas como el Mar de Ross, se les da la protección que tan desesperadamente necesitan.

AOA logo

 

Hoy es el lanzamiento oficial de la AOA, así como la publicación de un informe de expertos sobre el porqué el Mar de Ross debe incluirse en un futura red de Parques Marinos en el Océano Austral.

Entre los partidarios de la AOA está el actor de Hollywood Edward Norton, y la biólogo marino y oceanógrafa Sylvia Earle, los que puedes ver en el video:

 

Tú también puedes unirte a Ed, Sylvia y la Alianza para el Océano Antártico que exige la protección de las aguas únicas en su clase de la Antártida, sumando tu nombre a la petición de la AOA y además unirte a la "Vigilancia" sobre la CCRVMA para exigir a los delegados que aseguren la protección del increíble medio ambiente marino de la Antártida.