Preguntas Frecuentes

Todos los días recibimos muchas y variadas preguntas. Algunas de ellas ya se han hecho frecuentes, y es por eso que, antes de escribirnos, te invitamos a revisar nuestra lista de preguntas más comunes. Quizás ya tiene una respuesta.

Si después de leer esta sección, no encuentras la respuesta que estás buscando, te invitamos a escribirnos a nuestro correo de contacto

Preguntas Frecuentes  
  • ¿Cual es la misión de Greenpeace?

    Greenpeace es una organización independiente de campañas que usa la confrontación creativa no violenta para exponer problemas medioambientales globales, para forzar las soluciones que son esenciales para un futuro verde y pacífico. El objetivo de Greenpeace es asegurar la habilidad de la Tierra para nutrir la vida en toda su diversidad.

  • Todos los años, en vísperas de la Navidad, surgen las mismas preguntas y los mismos dilemas. ¿Árbol natural o árbol de plástico?

    El árbol de plástico es una opción desacertada porque para la fabricación del plástico se utilizan hidrocarburos y otros derivados del petróleo y el propio proceso de fabricación es muy contaminante. La misma producción de petróleo está vinculada a conflictos bélicos. Si ya tienes un árbol de plástico úsalo hasta que puedas. Pero no compres un nuevo.

    Hoy en d��a la mayoría de los árboles de Navidad (pinos) proceden de plantaciones y viveros. También, las entresacas de ejemplares en repoblaciones de pinos pueden ir destinadas a este fin. En el caso de los árboles de vivero que disponen de, en el mejor de los casos, un pequeño cepellón con algunas raíces, merece la pena preguntarse si tiene sentido comprar un ejemplar que tiene pocas probabilidades de subsistir pasadas las Navidades.

    Algunas sugerencias para adornar la Navidad:

    · Utilizar como “árbol de navidad” un árbol vivo en el jardín, la calle, comunidad de vecinos, etc.
    · Utilizar como “árbol de navidad” algunas de nuestras propias plantas de interior.
    · Hacer nuestro propio árbol con papel reciclado, ramas secas, hojas recogidas en el otoño, envases reutilizados, etc.
    · En caso de comprar una planta en un vivero, utilizar una que posteriormente se se puede replantar, cuidando de que su ubicación sea la más adecuada.
    · Hacer adornos caseros con piñas pintadas, ramas, troncos o productos reciclados.
    · En vez de musgo, se puede utilizar piedras, corteza de árboles, ramas secas, papel reciclado pintado, etc.

  • Mi vecino quiere cortar un árbol de mucho valor. Quisiera denunciar la tala de un árbol.

    Muchas gracias por ponerte en contacto con Greenpeace. Greenpeace es una organización internacional que trabaja para combatir los problemas ambientales del planeta, priorizando en aquellos que afectan de mayor manera a todos. Algunos de estos problemas son la deforestación, la tala ilegal, la pérdida de biodiversidad, la utilización de leña en gran parte de los países en desarrollo, etc.

    Por este motivo los problemas de índole doméstico o muy locales, que sin duda son reales e importantes, no son objeto del trabajo de Greenpeace.

    Greenpeace no hace campañas ni se posiciona en los casos como el que denuncias. Si tú crees que se está realizando una infracción debes ponerlo en conocimiento de las autoridades de tu sector.

    En cualquier caso, agradecemos tu preocupación por el medio ambiente y te animamos a que participes de manera activa en la protección de los árboles y los bosques.

  • Me gustaría trabajar en los barcos de Greenpeace.

    Para todo lo referente a los barcos de Greenpeace debes dirigirte a Greenpeace International, donde tramitan todas las peticiones y ofrecimientos para trabajar en los barcos de nuestra organización:

    STICHTING MARINE SERVICES
    Keizersgracht, 176
    1016 DW
    Amsterdam
    Holanda

    Las tripulaciones están formadas por profesionales marinos, pero también hay cocineros, investigadores, abogados, traductores, etc. El único requisito indispensable sería tener un alto nivel de inglés, ya que la tripulación es internacional.

  • Hay un contaminador en mi ciudad. ¿Que puedo hacer?

    En todos (salvo contadas excepciones) Greenpeace trabaja a escala global, y no desarrolla labores en sitios individuales o locales. Greenpeace tiene recursos limitados, así que selecciona el foco en las mayores amenazas a ecosistemas y especies (simplemente no tenemos la capacidad de enfrentar la destrucción en todos sus niveles).

    En problemas locales, nosotros contamos con gente como tu. Que se preocupa y esta dispuesta a luchar por lo que cree. Nosotros podemos enviarte nuestro apoyo y mejores deseos, y consejos en como crear tu propia campaña.

    Te podemos ayudar a encontrar consejo en nuestra comunidad de ciberactivistas, muchos de ellos pelean sus propias batallas contra contaminantes locales. Buena suerte: No hay tiempo que perder.

  • He presenciado un horrible maltrato a un animal. ¿Qué puedo hacer?

    Greenpeace no trabaja en problemas de derechos animales a escala local. Nosotros trabajamos por la protección del hábitat y detener las grandes amenazas al medioambiente. Tu te puedes contactar con la mayor organización de derechos animales en el mundo. Gente por un trato ético a los animales, PETA. Otra organización importante es Anima Naturalis.

    Y acá también puedes encontrar un útil manual para denunciar un maltrato animal.

  • ¿Por qué es más peligroso el PVC que cualquier otro plástico?

    El PVC es uno de los plásticos más versátiles que existen y lo podemos encontrar en multitud de productos que utilizamos en nuestra vida diaria: envases, embalajes, tuberías, productos hospitalarios, juguetes, ropa, fundas para colchones, baberos, tarjetas de crédito y muchos más.

    Estos objetos de PVC, aparentemente inofensivos, son producto de una industria altamente tóxica y peligrosa, ya que la producción de PVC va unida a la producción de cloro, uno de los mayores contaminantes que existen. Además, este plástico contiene numerosos aditivos tan peligrosos como ftalato, o metales pesados, que tienen gran facilidad para migrar del producto y se asocian con un gran número de impactos en la salud.

    Su alto contenido en cloro y aditivos convierten a este plástico en un veneno ambiental y para la salud en todo su ciclo de vida. Durante su producción, debido a la intervención de gran cantidad de sustancias tóxicas. Durante su uso, por la migración de aditivos tóxicos, y en su eliminación, terminando en los vertederos (contaminando el suelo y aguas subterráneas) o en las incineradoras (emitiendo sustancias tóxicas al aire).

    Debido a que todos utilizamos estos productos cotidianamente, debemos ser conscientes de sus consecuencias tanto para nosotros como para el medio ambiente en el que vivimos.

  • ¿Cuál es la posición de Greenpeace sobre la matanza de delfines en las Islas Faroe (Dinamarca) y Taiji (Japón)?

    Greenpeace está en contra de cualquier actividad humana que dañe a las poblaciones de cetáceos, en particular si esta actividad tiene fines comerciales. Por eso nos oponemos también a la matanza anual de calderones en las costas de las Islas Faroe (Dinamarca) y Taiji (Japón).

    Greenpeace se opone a la matanza de delfines y otros cetáceos con fines comerciales o para la protección de pesquerías (en países como Japón se justifican estas matanzas con el argumento de que delfines y ballenas comen grandes cantidades de peces). Nuestros recursos son limitados, por lo que no tenemos una campaña específica contra la caza de delfines en las islas Faroe (Dinamarca) o en Taiji (Japón). Nuestra lucha por la preservación de los cetáceos se centra en la caza en alta mar, en establecer una red de Parques Marinos y en consolidar la prohibición de la caza comercial establecida por la Comisión Ballenera Internacional (CBI). También trabajamos a distintos niveles para que la CBI proteja en el futuro a todos los cetáceos, incluidos delfines y marsopas.

    La mayoría de los delfines, 300.000 al año, mueren no a raíz de su caza si no como capturas "accidentales" en redes pesqueras poco selectivas, al igual que miles de tiburones, tortugas, aves marinas y otras especies.

    Desde la campaña de océanos de Greenpeace trabajamos por una mayor sostenibilidad de la actividad pesquera y que se prohíban estas técnicas que son extremadamente destructivas con la vida marina. Del mismo modo, trabajamos por la creación de una red global de reservas marinas que cubra el 40% de los océanos (actualmente sólo el 1% se encuentra protegido). La creación de estos espacios protegidos sería un gran avance en la conservación de todo tipo de especies marinas, incluyendo ballenas y delfines.

  • ¿Cuál es la postura de Greenpeace sobre la matanza de focas en Canadá?

    Actualmente, la principal amenaza para los pinnípedos es el cambio climático que está destruyendo su hábitat. La decisión del gobierno canadiense de continuar con la caza comercial de focas agrava esta situación y hace decrecer aún más sus poblaciones.

    Greenpeace se opone a la matanza comercial de pinnípedos. El Gobierno canadiense actúa de forma irresponsable al permitir la matanza de más de un cuarto de millón de crías de foca, cuando los científicos no son capaces de cuantificar exactamente el tamaño de la población, el número de focas ya cazadas o el impacto de las presiones externas (como el cambio climático) en la salud de la población. El Gobierno de Canadá tiene un largo historial de mala administración de los ecosistemas marinos, que prioriza los intereses cortoplacistas de la industria pesquera y de la caza de focas, poniendo en peligro puestos de trabajo y la conservación de la biodiversidad marina.

    Greenpeace no se opone a la caza de focas para la subsistencia de las comunidades Inuit, First Nation, y de las personas que viven al norte de la latitud de 53 grados. Sí se opone a la caza comercial, especialmente a la luz de las crecientes amenazas para los pinnípedos y las incertidumbres asociadas con el cambio climático y los cambios en la red trófica marina.

    Sin embargo nuestros recursos son limitados y no tenemos una campaña específica contra la caza de focas. Desde Greenpeace se realiza un seguimiento de la temporada de caza y en ocasiones se ha dado soporte a otros grupos que lideran en la actualidad la oposición a esta práctica como IFAW (International Fund for Animal Welfare) y HSUS (Humane Society of the United States). Nuestro principal foco se centra en la amenaza que el cambio climático supone para los mamíferos marinos. En el caso de las focas la pérdida contínua de la capa de hielo afecta gravemente al periodo de cría de las focas. Los impactos del cambio climático combinados con la caza anual supone una combinación nefasta para la población de focas.

    Greenpeace también trabaja para lograr una red global de Reservas Marinas que proteja todas las especies marinas, incluidas las focas.

  • ¿Por qué se opone Greenpeace a la liberación de Organismos Modificados Genéticamente al medio ambiente?

    Un Organismo Modificado Genéticamente (OMG o transgénico), es un organismo vivo que ha sido creado artificialmente manipulando sus genes. Las técnicas de ingeniería genética consisten en aislar uno o varios genes de un ser vivo (virus, bacteria, vegetal, animal e incluso humano) para introducirlo(s) en el patrimonio genético de otro.

    La diferencia fundamental con las técnicas tradicionales de mejora genética es que permite franquear las barreras entre especies para crear seres vivos nuevos que no existían en la naturaleza.

    En Greenpeace nos oponemos a todas las liberaciones de OMG al medio ambiente. Los OMG están siendo liberados sin que exista un conocimiento adecuado de su impacto, tanto a corto como a largo plazo, sobre el medio ambiente y sobre la salud humana. La contaminación genética es una de las mayores amenazas para el medio ambiente, debido a que una vez liberados los OMG no pueden ser controlados ni retirados.

    La liberación de OMG al medio ambiente es un acto irresponsable, dado el riesgo que supone para la biodiversidad y para la salud. La contaminación genética tiene efectos irreversibles e imprevisibles sobre los ecosistemas y sobre la integridad de los seres vivos. Los transgénicos dejan muchas economías en manos de algunas empresas multinacionales.

    Más de dos terceras partes de los alimentos que ingerimos contienen derivados de soja y de maíz, en gran medida importados de países que han optado por ceder a la presión de la industria agrobiotecnológica y han cambiado su riqueza agropecuaria por una agricultura clónica, tóxica, transgénica, injusta y destructiva.

    Estos ingredientes entran en nuestras dietas sin control alguno y sin nuestro consentimiento expreso. Greenpeace se opone igualmente a las patentes sobre plantas, animales y seres humanos, incluidas las patentes sobre su material genético. La vida no es un bien industrial y Greenpeace alerta sobre el terrible peligro que supone forzar los seres vivos a adaptarse a nuestros modelos económicos.

En esta página