Bardem en la comisión política de Berlín, por la creación del Santuario Antártico

Noticias - 20 febrero, 2018
Berlín, 20 de febrero de 2018.- El actor Javier Bardem, que participó el pasado mes de enero en la expedición que Greenpeace está llevando a cabo por el océano Antártico, ha dado hoy un paso más en su compromiso para pedir la creación de un Santuario Antártico en el mar de Weddel. Con motivo de la reunión en Berlín de la Comisión del Océano Antártico* (CCAMLR, en sus siglas en inglés), Javier Bardem se ha reunido con representantes de los diferentes gobiernos que la conforman para presentarles un adelanto del documental que rodó durante su reciente viaje que evidencia la belleza y fragilidad de un ecosistema que necesita protección urgente.

© Lucas Wahl / Greenpeace

 

En la conferencia de prensa posterior, Javier Bardem ha señalado que “estamos ante una oportunidad única de hacer historia. Durante mi viaje al océano Antártico, fui testigo de la increíble variedad de vida que se encuentra en el fondo de este mar. Nunca habría podido imaginar lo que vi. La creación de este santuario sería un paso más en la protección de nuestro planeta y, por tanto, de nuestro futuro y del de nuestros hijos”.

El documental ‘Santuario’ ha sido producido por Javier Bardem junto al realizador Álvaro Longoria -que lo acompañó durante la expedición- y está previsto que se estrene en 2019. El actor también se reunió con la ministra alemana de Medio Ambiente, Barbara Hendricks, con quien compartió su experiencia en el océano Antártico junto a Greenpeace.

Además, durante la jornada, han estado presentes la doctora Susanne Lockhart, de la Academia de Ciencias de California, y la bióloga marina Sandra Schoettner, ambas integrantes del equipo científico embarcado desde enero y hasta el próximo mes de abril en el ‘Arctic Sunrise’ de Greenpeace, que han presentado los primeros resultados de las investigaciones que están llevando a cabo en el océano Antártico. Todo ello se enviará a la CCAMLR como evidencias de la necesidad urgente de protección de la zona.

En las primeras semanas de expedición, el equipo científico de Greenpeace, liderado por Lockhart, ha investigado el fondo marino del norte del mar de Weddell y del oeste de la península Antártica, parte del cual nunca antes había sido explorado por el ser humano. Durante las ocho inmersiones en submarino, han recogido muestras de contaminación plástica y obtenido datos de video de alta resolución con enorme valor científico. En algunas áreas, la estructura del hábitat y la fauna marina prevalentes sugieren la presencia de los denominados “ecosistemas marinos vulnerables” (EMV).

El fondo del océano puede parecer desconocido, pero lo que sucede allí es crucial para nuestro futuro. Un santuario en el océano Antártico no sólo protegería especies como ballenas y pingüinos, sino que también ayudaría a lograr unas aguas sanas que mitiguen los peores efectos del cambio climático, ha concluido Lockhart.

Este material subraya la importancia de un área marina protegida en la Antártida, ha señalado Schöttner.

Greenpeace invita a firmar la petición en www.sosantartica.org por la creación del santuario marino más grande del mundo.