Estudio del BID revela que los chilenos prefieren el cuidado del medioambiente al crecimiento económico:

"Falta saber dónde se ubican los candidatos presidenciales"

Noticias - 27 noviembre, 2017
Santiago, 27 de noviembre de 2017.- Como "un claro y potente mensaje a los candidatos a la presidencia" calificó Greenpeace los resultados que se desprenden de un estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en donde se analiza las posición de la ciudadanía en América Latina en relación con el cambio climático y los sacrificios que están dispuestos a realizar para detener los severos efectos medioambienatales que estas alteraciones están teniendo en sus países.

Para la ONG ambientalista, los chilenos han comprendido que los efectos del cambio climático ya no se trata de cuestiones aisladas y lejanas.

 
El informe del BID aclara que el 61% de los chilenos está conciente del calentamiento global y una mayoría abrumadora de la población se muestra dispuesta a realizar sacrificios relevantes para enfrentar la situación.
 
En efecto, el 78% de los chilenos, enfrentadas al dilema de sacrificar crecimiento económico con tal de frenar los efectos del cambio climático, optaron por el cuidado medioambiental.
 
"El mensaje es muy potente: apenas uno de cada diez chilenos quiere crecimiento económico a cualquier costo. Está claro que una mayoría entiende que los efectos que está sufirendo el país en materia medioambiental son tan severos que prefieren optar por tasas de crecimiento más moderadas antes de arrasar con nuestro patrimonio medioambiental. Se trata de un mensaje claro y potente a los dos candidatos presidenciales en cuyos programas las materias medioambienatles están lejos de ocupar la prioridad que deberían tener", señala Matías Asun, director nacional de Greenpeace.  
Para la ONG ambientalista, los chilenos han comprendido que los efectos del cambio climático ya no se trata de cuestiones aisladas y lejanas, sino que están viendo que sus vidas cotidianas ya están siendo afectadas. 

"Sequías, incendios, aluviones, olas de calor y nevazones ya forman parte de nuestra vida habitual. Por eso es que todos los esfuerzos que se hagan para revertir esta nueva realidad son bien valoradas por la ciudadanía. Lo importante es entender que crecimiento económico y cuidado ambiental no son incompatibles. Ya lo demostró el caso de HidroAysén, donde el país, lejos de quedar a oscuras, pudo encontrar en el desarrollo de energías renovables una nueva y potente alternativa de avance eléctrico", concluyó Asun.