Greenpeace hace entrega de informe sobre el impacto social de la Pesca de Arrastre a legisladores

Prensa - 20 abril, 2011
Greenpeace ha hecho público hoy entre miembros de la cámara el reporte “Hacia dónde se fueron los peces y nuestra herencia”, el cual expone el impacto de la pesca de arrastre y la crisis de la industria pesquera en las poblaciones de pescadores artesanales. Esto en el marco de Semana Santa donde el consumo de pescados y mariscos alcanza su peak en el país.

Portada del documento "¿Hacia dónde se fueron los peces y nuestra herencia"?

En el documento , la organización ambientalista detalla el impacto social de la pesca de arrastre ilustrando la situación de pobreza y vulnerabilidad de decenas de miles de familias cuya herencia dedicada a generar ingresos mediante la pesca artesanal se ve mermada por la sobre explotación de recursos marinos que produce la pesca de arrastre industrial.

“El actual escenario de crisis y escasez de recursos pesqueros fue confirmado por el propio Ministro de Economía, Fomento y Turismo Juan Andrés Fontaine, quien durante el año 2010 dio cuenta públicamente ante el Congreso y el Consejo Nacional de  Pesca que un 40% de las pesquerías analizadas por sus estudios se encontraban sobre explotadas” recuerda Samuel Leiva, Coordinador de Campañas de Greenpeace en Chile.

Por esta razón, Greenpeace identificó las caletas de pescadores artesanales de San Antonio como escenario de vulnerabilidad para estudiar la perspectiva de los afectados frente a la actual escasez. La publicación incluye documentación gráfica del destacado fotógrafo Lorenzo Moscia, que ilustra las actuales condiciones de trabajo y la cotidianeidad  que se vive en caletas artesanales de la zona.

El Director Ejecutivo de Greenpeace Chile, Matías Asún explica que: “Desde hace años que las ciencias naturales y sociales están dando cuenta de los impactos del mal manejo ambiental de los recursos naturales, que se traduce en costos directos que deben asumir personas y familias sin que se asuma responsabilidad ni se desplieguen medidas para mitigar esos efectos. La pobreza y deterioro en general de la calidad de vida para cientos de comunidades que organizan su vida en torno al mar y a la pesca artesanal es clara señal de ello”. Agrega “A pesar de ello las autoridades ambientales y administrativas centran su mirada en definir al medio ambiente como un recurso económico, obviando sus impactos sociales”.

Una de las fotos del documento, tomada mientras acompañamos a los pescadores en sus faenas. La gran mayoría de las veces, vuelven sin nada.



La pesca de arrastre se encuentra prohibida en varios lugares en el mundo, siendo los ejemplos más cercanos Ecuador y Venezuela, y es hoy severamente regulada en las aguas internacionales. Las Naciones Unidas y la FAO en su Código de Pesca Responsable han puesto atención en la falta de claridad en la definición política de manejo del recurso pesquero llamando a abandonar la pesca de arrastre.

Frente a esta situación Greenpeace en todo el mundo ha hecho un llamado a terminar con estas artes de pesca y a considerar medidas de recuperación que permitan una industria sustentable y el desarrollo de medidas para mitigar los efectos sociales como: la pobreza, migraciones forzadas de los pescadores y la pérdida de la cultura, las que se encuentran detalladas en este reporte.

 

Descarga el documento aquí >

La pesca de arrastre está matando el futuro de los pescadores artesanales. Necesitamos de tu apoyo.

Temas