“Nombramiento de Del Campo en Energía es un claro guiño a Castilla”

Matías Asun afirmó que “su pasado reciente como lobbista termoeléctrico ya hacía poco recomendable su presencia como subsecretario”.

Prensa - 27 marzo, 2012
Agregó que “evidentemente no es casual que se le nombre en el cargo justo cuando el Gobierno ha pretendido presionar a la Corte Suprema para salvar Castilla”.

El director ejecutivo de Greenpeace Chile, Matías Asun, manifestó su preocupación por el nombramiento como ministro subrogante de Energía de Sergio del Campo, quien hasta ahora era subsecretario de la cartera.

Asun indicó que “la salida de Rodrigo Álvarez y el nombramiento de Del Campo ocurren mientras se definirá el futuro de la energía en Chile y los costos que la sociedad deberá pagar. A ello se deben las declaraciones del Ministerio de Energía, específicamente del en ese entonces subsecretario Del Campo, en el sentido de que el paso de Castilla a la Corte Suprema era un “obstáculo” para el desarrollo de inversiones. Con esa afirmación, poca importancia tienen los derechos legítimos de todo ciudadano de exigir que en Chile se respete la Ley”.

Asun afirmó que “Del Campo ya había sido mencionado como otro caso explicativo del llamado gobierno de los empresarios. En su caso, los lazos estrechos y recientes que lo atan a la industria termoeléctrica ya suponían una pésima señal para que ejerciera un cargo tan sensible como la subsecretaría”.

A juicio de la cabeza de Greenpeace Chile “dado el modo concertado en que distintos personeros del Gobierno han defendido públicamente a Castilla, y en el entendido de que la presencia de Del Campo en Energía siempre ha sido una señal, hay que leer su nombramiento como un guiño más a favor del proyecto, con el objetivo de ejercer una presión ilegítima sobre la Corte Suprema, donde se tomará la decisión final”.

Para el director de Greenpeace “la imprudencia del ex subsecretario Del Campo es muy coherente con la política de este gobierno. Hay que recordar que lo que “falló” en la aprobación de la central fue la calificación favorable que inexplicablemente diera el entonces Seremi de Salud para agilizar las cosas”.

Asún indicó que “es importante que la opinión pública en conocimiento de la situación del nuevo ministro. No queremos que el sillón del ministro de Energía se transforme en una silla eléctrica”.

Finalmente, indicó que “el tema energético se ha vuelto tan relevante que dos ministros han caído recientemente por alzamientos sociales. Si a ello se suma que estamos viviendo semanas claves en el sector, lo que corresponde es que el Gobierno nombre a un ministro titular para tener a un interlocutor válido y con atribuciones”.