ONGs alertan fracaso en acuerdos regionales en reunión hacia RIO+20

Prensa - 13 septiembre, 2011
Reacciones a los resultados de la reunión de América Latina y el Caribe en Cepal hacia la cumbre de Río+20 el próximo año en Brasil.

"Como decepcionante" calificaron las ONGs, el resultado de la Reunión Regional Preparatoria para América Latina y el Caribe de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible. Esto porque para las ONGs, la declaración no entrega acuerdos ni decisiones concretas de cómo abordar los desafíos identificados, ni cuál será la estrategia de la región de cara a la cumbre de desarrollo sostenible del próximo año.

La reunión, que se llevó a cabo en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) entre el 7 y el 9 de septiembre pasado en Santiago, tenía por objeto trabajar la posición regional respecto de los temas de la conferencia y determinar el contenido que América Latina y el Caribe recomendarán incluir en el documento de negociación para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, Río+20, que se celebrará en Río de Janeiro (Brasil), en junio de 2012.

Siendo esta la única antesala antes de la cumbre de Rio+20 y donde se esperaba contar con una mirada regional para el cumplimiento de los objetivos de la Declaración de Río (1992), la Agenda 21 y los objetivos para el desarrollo del Milenio, a juicio de las ONGs participantes no se alcanzó ningún acuerdo, salvo el compromiso para "alcanzar nuevos compromisos".

“En la oportunidad, los delegados de los países de América latina y el Caribe no lograron encontrar consenso en los dos ejes de la discusión, Economía Verde y Gobernanza, lo que debilitó la posición de la región y dificultó que se lograra más que una simple declaración de intenciones para RIO+20”, señaló Samuel Leiva, Coordinador de Campaña de Greenpeace.

La Reunión Regional Preparatoria para América Latina y el Caribe de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible.


En los tres días de trabajo los delegados de los países identificaron los desafíos que aún persisten en la región, como es el cambio climático; el cuidado y acceso al agua; la superación de la pobreza; la desigualdad; la transferencia tecnológica y ciencia entre los países desarrollados y la región; una fuerte inclusión de fuentes energéticas limpias; el acceso a los recursos naturales, entre otros.