Petrobras no realizará exploraciones petroleras en Nueva Zelanda

Prensa - 6 diciembre, 2012
Auckland, 5 de diciembre de 2012. La empresa brasileña Petrobras dio marcha atrás en el proyecto de exploración petrolera frente a la costa este de la Isla Norte de Nueva Zelanda y devolvió las licencias correspondientes al Gobierno. Consideró que el proyecto no era económicamente conveniente.

Petrobras no realizará exploraciones petroleras en Nueva Zelanda

 

A comienzos de este año Greenpeace, East Cape iwi Te Whanau a Apanui y otros grupos, lanzaron una campaña contra la exploración de la cuenca de Raukumara por parte de Petrobras. Y hoy celebran la buena noticia.

 

“Las probabilidades de que petróleo proveniente de un accidente en altamar llegaran a las hermosas playas y costas del Cabo del Este y la Bay of Plenty acaban de reducirse en un 100%”, declaró Simon Boxer, de la campaña de clima de Greenpeace.

 

“Se mire por donde se lo mire, realmente pone en duda a los planes de perforación en busca de petróleo del gobierno. Si se avanza no sólo se caerá en un riesgo económico y para el medioambiente sino que será una apuesta económica muy importante que depende de los caprichos y suerte de compañías petroleras extranjeras".

 

“Este es un nuevo golpe a la estrategia de crecimiento comercial de Steven Joyce que está tan ligada a los intereses de las petroleras y mineras internacionales. Su política es jugar a la ruleta rusa con nuestras costas, playas y futuro.

 

“En cambio, un gobierno responsable apoyaría por completo nuestro sector de energías limpias, líder en el mundo, que generará trabajo y hará crecer a nuestra economía sin arriesgar nuestras playas o aumentar la contaminación”.

 

Los neozelandeses pueden convertirse en los cimientos de la economía limpia e inteligente del futuro, capturando algunos de los cientos de miles de millones de dólares que se están invirtiendo en el sector de la tecnología limpia. El año pasado, se invirtió más dinero alrededor del mundo en generar energías limpias que en combustibles fósiles (1).

 

La campaña contra los planes de perforación de Petrobras incluyó:

 

•    Una histórica flotilla de protesta que, en abril de 2011, demoró las pruebas sísmicas de Petrobras en las costas del Cabo del Este durante 42 días y finalizó con el arresto del pescador local Elvis Teddy.

 

•    Una disputa legal en junio de 2012 por parte de Te Whanau a Apanui y Greenpeace, basada en una revisión judicial de la emisión del permiso a Petrobras por parte del gobierno. La revisión judicial no fue exitosa y ha sido apelada.

 

•    Un petitorio (entregado al parlamento el 24 de julio de 2012) firmado por más de 140,000 neozelandeses reclamando al gobierno que abandone su agenda de combustibles fósiles para dedicarse a las energías limpias.

 

Petrobras es la tercer compañía más grande de petróleo en el mundo. Su afirmación de que es poco rentable perforar en las profundidades del mar posee un gran valor para Greenpeace.

 


 

Nota:

(1) Global Trends in Renewable Energy Investment 2012, Bloomberg New Energy Finance, UNEP. http://fs-unep-centre.org/sites/default/files/publications/globaltrendsreport2012final.pdf