Se inició intensa ronda de alegatos en recursos legales contra HidroAysén.

Prensa - 6 septiembre, 2011
Estas acciones legales han mantenido congelada la tramitación del megaproyecto desde el 20 de junio luego que el tribunal decretara una orden de no innovar.

Nuestros activistas desplegando un lienzo pidiendo la protección de Patagonia.

Hoy se iniciaron en la Corte de Apelaciones de Puerto Montt los alegatos por los 7 recursos de protección que fueron presentados para paralizar el proceso de revisión de Hidroaysén. La intensa jornada continuará mañana a partir de las 9 AM.

Según la abogada de Patagonia Sin Represas, Macarena Soler, “estamos conformes con los alegatos porque la Corte tuvo oportunidad de entender el planteamiento”. Agregó, asimismo, que “esperamos que se restaure el imperio del derecho, lo que supone necesariamente dejar sin efecto la resolución ambiental que calificó favorablemente el proyecto Hidroaysén”, misma que ha sido fuertemente cuestionada por los opositores durante los últimos meses.

Las acciones judiciales las emprendió el Consejo de Defensa de la Patagonia, la red de organizaciones que ha levantado la campaña Patagonia Sin Represas, y representa a las organizaciones EcosistemasGreenpeace, Fundación Terram, Fundación Pumalín, Corporación Privada para el Desarrollo de Aysén; la Corporación de Desarrollo de Aysén y la Asociación de Empleados Fiscales.

Entre los promotores de los recursos de protección contra la iniciativa de Endesa y Colbún están también los senadores Antonio Horvath (RN), Carlos Bianchi (Independiente) y el presidente del Senado, Guido Girardi (PPD). También se cuentan los diputados Gabriel Silber (DC), Enrique Accorsi (PPD) y Patricio Vallespín (DC); y los alcaldes de Chile Chico Luperciano Muñoz y de Tortel Bernardo López.

En representación de las organizaciones sociales y afectados de Aysén alegaron hoy Macarena Soler y Marcelo Castillo. Mañana será el turno de otros 3 profesionales por los querellantes y otros tantos por Hidroaysén.

Tras esta instancia, se espera que la Corte falle en un plazo no menor de un mes y medio. Mientras, las posibles instancias de avance del proyecto seguirán detenidas.