La venta de automóviles el último año se ha disparado en relación a semestres anteriores, comparándose sólo al año 2008, de esta situación los expertos en transporte pronostican que “con los actuales aumentos del parque automotriz en Santiago el deterioro de todo el sistema de transporte de superficie, tanto privado como público, es inminente. De acá a cuatro años más, con los actuales crecimientos, la ciudad va a colapsar” De Grange, L. (2010).

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones está trabajando para realizar mejoras como la tarificación vial para los automóviles en ciertos sectores de Santiago, lo cual parece ser una posible solución a los diversos problemas que ya ha sido aplicada en grandes urbes. Sin embargo, entendemos que dicho proceso debe ir acompañado de la implementación de un servicio de transporte público eficiente, de calidad, que sea amigable con el medio ambiente; es así como hemos seguido atentamente las propuestas que se están desarrollando para mejorar el Transantiago.

En este sentido, queremos aprovechar El Día Mundial Sin Auto para recordar a la ciudadanía que el aumento del parque automotriz aumenta irremediablemente la emisión de gases tóxicos y material particulado constantemente a la atmósfera deteriorando la salud de las personas que habitan en esta región y dañando considerablemente el medioambiente que nos rodea.

Dichos gases también son causantes del efecto invernadero y en ese sentido debemos dar un paso adelante para dar un ejemplo para los países sudamericanos y para todos quienes tienen puestos los ojos en nuestras vías de desarrollo.

Debido a esto es de gran importancia actuar con prontitud para prevenir un repentino aumento de contaminación del aire en la cuenca de Santiago y de esta manera frenar, el explosivo crecimiento del parque automotriz.

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones tienen un rol fundamental para tomar decisiones a corto y largo plazo respecto a esta problemática, y esperamos que se tomen con prontitud las decisiones que sean pertinentes para desincentivar el uso del automóvil a través de la promoción del uso de transportes eficientes, más limpios, que permitan una mejor calidad de vida y que disminuyan contaminación ambiental.

Nuestro objetivo es que en conjunto con las políticas públicas y el uso más generalizado del transporte público por parte de la ciudadanía se deje de usar el automóvil y tengamos una ciudad más limpia.

¡Tu eres quién puede hacer ese cambio!