Bosques ancestrales en Papua ©Greenpeace

La ONU declaró este año como el Año Internacional de los Bosques
, con el objetivo de crear conciencia sobre la importancia económica y ambiental que tienen estos espacios para la sostenibilidad del planeta, y la necesidad de su conservación y manejo sostenible.

Se estima que los bosques cubren el 31% de la superficie terrestre y que son el hogar del 80% de la biodiversidad existente, al tiempo que el comercio de sus productos mueve más de 300 mil millones de dólares por año, dando sustento a más de 1600 millones de personas que dependen de éstos para vivir.

Adicionalmente, los bosques son vitales para el cntrol del clima en el planeta. De acuerdo a la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), los mismos absorben un millón de millones de toneladas de carbono a nivel global y ayudan a regular los flujos de agua y lluvias.

Pero, como sabemos, la deforestación ocasionada por el avance de las fronteras agrícolas (desmonte de bosques para cultivo de granos o cría de ganado) y por la producción de madera ilegal está destruyendo enormes extensiones de bosques cada día. Más de 130 mil kilómetros cuadrados de bosques se pierden por año debido a la deforestación, lo cual a su vez es responsable del 20% de las emisiones globales de gases (el carbono almacenado por los árboles es despedido por los mismos cuando mueren), también según cifras de la FAO.

En este escenario, el Año Internacional de los Bosques busca "incrementar la conciencia pública de los problemas que afectan a muchos de los bosques del mundo y a las personas que dependen de ellos.  El Año constituye un medio para aunar voces e impulsar una mayor participación pública en las actividades forestales de todo el mundo".

Si bien este tipo de fechas son más simbólicas que significativas, las mismas sirven para poner estos temas en el foco de los medios de comunicación y de las personas alrededor del mundo, y eso tiene su mérito. Pero además, cada uno de nosotros podemos involucrarnos en este tipo de causas desde nuestro lugar. Acá van algunas acciones para poner en práctica:

  • Disminuye tu consumo de madera y papel, cuya producción requiere la tala de árboles. Cuando tengas que consumir estos recursos, elige maderas y papel     certificados y asegúrate que los mismos vengan de bosques manejados en forma sustentable. Evita por todos los medios el consumo de madera de dudosa procedencia.
  • Cuídate de consumir carne y cuero proveniente de zonas en conflicto como el Amazonas.
  • Infórmate a través de organizaciones ambientales que estén luchando contra la     deforestación y la conservación de bosques. El sitio: WiserEarth.org (disponible en español) tiene un gran directorio de organizaciones, incluyendo a más de 1600     relacionadas a conservación de bosques en todo el mundo. Ingresando la palabra 'bosques' y tu país o ciudad, puedes encontrar alguna institución trabajando cerca tuyo para contactar.
  • Esparce el mensaje entre familiares y amigos para crear mayor conciencia sobre la importancia de los bosques.